El Govern estudia reabrir los centros comerciales pero el Procicat tendrá la última palabra

Las patronales consideran que mantenerlos cerrados los discrimina respecto al resto de comercios

La Generalitat estudia reabrir los centros comerciales, a pesar de que descarta por ahora que se pueda avanzar al tramo 2 del plan de desescalada. La portavoz del Govern, Meritxell Budó, ha dicho que la apertura de centros comerciales está sobre la mesa y que loaestán acabando de valorar, y "más viendo las aglomeraciones" del puente de la Constitución en Barcelona. No obstante, el Govern deja la decisión en manos del Procicat.

Budó, que ha tildado las imágenes del puente de "preocupantes", ha llamado a la responsabilidad para "evitar aglomeraciones". Además, ha recordado que los criterios establecen que no se avance de fase si la tasa de contagio está por encima de 0,9 (actualmente está al 0,97), por lo cual se descarta de momento un cambio de tramo que sí que comportaría la autorización de apertura para los centros comerciales con una capacidad máxima del 30%.

"Se ha estado debatiendo en los últimos días sobre si los datos sanitarios permitían reabrir los centros comerciales, pero quien decide es el Procicat", han asegurado al ARA portavoces del departamento de empresa, que es la consejería que gestiona las competencias sobre comercio.

De momento, en el primer tramo de la desescalada, los centros comerciales pueden abrir las puertas, pero solo para permitir la entrada a establecimientos autorizados, como por ejemplo restaurantes, bares, peluquerías, supermercados y tiendas de alimentación que haya en el interior. El resto de locales de los centros se tienen que mantener cerrados, a diferencia de los comercios que dan en la calle, que sí que tienen permitido abrir.

Protección Civil pide analizar el plan de Navidad de manera "racional" y teniendo en cuenta los efectos del puente

Esto crea una situación en la que hay cadenas de tiendas que tienen abiertos establecimientos en la calle, pero cerrados los que se encuentran en el interior del centro comercial. En la desescalada de la primavera, después de la primera oleada de contagios del covid-19, los centros comerciales recibieron autorización para abrir las puertas con la entrada en la fase 2.

Protestas del sector

Ante esta situación, la patronal Barcelona Oberta, que agrupa los principales ejes comerciales de la capital catalana, ha convocado este miércoles una manifestación en la Plaça de Sant Jaume de Barcelona en la cual ha exigido la "reapertura inmediata" de todas las instalaciones de los centros comerciales.

Según el sector se han puesto todas las medidas necesarias para ser espacios seguros y se han invertido más de tres millones de euros en controles de aforo, eliminación de los espacios de ocio, refuerzo de la vigilancia para el control del cumplimiento de las medidas o dispensadores de gel hidroalcohólico, entre otras cosas.

Consideran que el hecho de que la Generalitat no permita la apertura es una medida totalmente "injusta e injustificada" que comporta un "daño irreparable" y ningún beneficio a la sociedad. Por eso, los comerciantes han reclamado al Govern que tenga en cuenta la importancia de garantizar la viabilidad del sector y que permita la reapertura de estas tiendas, puesto que esta puede ser la "última oportunidad" del sector para salvar un año muy duro.

Junto con los representantes de los centros comerciales se han manifestado empresas del sector del juego, como bingos y casinos, que también están cerrados desde finales de octubre y reclaman poder abrir las puertas.

El + vist

El + comentat