Multa de 200 M€ a la primera cervecera del mundo por vender más cara la cerveza preferida de los belgas

La Comisión Europea detalla cuatro actuaciones en la estrategia de la cervecera

La Comisión Europea ha multado a la mayor cervecera del mundo. Bruselas ha detectado que AB InBev ( que se fusionó en 2015 con SABMiller) abusó de su posición dominante en el mercado belga limitando las importaciones de cerveza Jupiler desde los Países Bajos, donde es más barata. Por eso Bruselas ha sancionado a la compañía con 200 millones de euros. "Los consumidores belgas han estado pagando más por su cerveza preferida por la estrategia deliberada de AB InBev de restringir las ventas entre los Países Bajos y Bélgica", ha afirmado la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager. 

Como bien recuerda la Comisión Europea, AB InBev es la mayor cervecera del mundo y justamente una de sus cervezas más conocidas es la Jupiler, una de las más populares en Bélgica, donde representa aproximadamente el 40% de todo el mercado de cerveza en volumen de ventas. Pero AB InBev también vende Jupiler en otros estados miembros de la Unión Europea, como los Países Bajos, donde la vende más barata que en Bélgica por la competencia creciente. Por ejemplo, eliminaba el etiquetado en francés de la Jupiler vendida en Holanda para que así no pudiera entrar fácilmente en el mercado belga. 

[[OBJETO]]

La sanción confirmada este lunes tiene origen en una investigación que empezó en 2016 en la que la Comisión Europea decidió investigar si AB InBev abusaba de su posición dominante en el mercado belga al evitar las importaciones de Jupiler a Bélgica para evitar que entrara más barata. La Comisión Europea ha concluido que efectivamente AB InBev abusó de su posición dominante en Bélgica porque tiene un porcentaje muy elevado del sector. Puede incrementar los precios independientemente de los otros productores de cerveza y provocar que el resto de productores tengan poca capacidad de competencia. 

La gran fusió cervesera esquiva Espanya

Bruselas recuerda que tener el dominio de un mercado no es "ilegal" en la Unión Europea, pero implica tener que cumplir con la responsabilidad "especial" de no abusar del poder dominante restringiendo la competencia. Pero esta cervecera belga lo hizo a través de una estrategia "deliberada" de restringir las posibilidades de los supermercados y vendedores al por mayor de comprar Jupiler a un precio más bajo en los Países Bajos y la importó a Bélgica. De este modo se mantenían los precios más elevados en Bélgica. 

¿Cómo lo hizo AB InBev?

La Comisión Europea detalla cuatro actuaciones en la estrategia de la cervecera belga. 

  1. AB InBev cambió el paquete de algunos de sus productos Jupiler a los Países Bajos para dificultar la venta en Bélgica. Básicamente, eliminó la información en francés, que es obligatoria en el mercado belga. También cambió el diseño y la medida de las latas. 
  2. Limitó los volúmenes de Jupiler que se vendían a los Países Bajos para restringir la capacidad de importación a Bélgica. 
  3. AB InBev rechazaba vender otros productos que la misma empresa producía si el comprador no se comprometía a limitar la importación de Jupiler holandesa. 
  4. La cervecera hacía promociones a los productos que vendía en los Países Bajos a ciertos compradores, si se comprometían a no ofrecer las mismas rebajas en sus comercios de Bélgica. 

El + vist

El + comentat