Sánchez desencalla el sistema para pedir los fondos antipandemia para empresas

Los proyectos que opten a los fondos europeos podrán recibir un 50% del dinero por avanzado

NÚRIA RIUS MONTANER / JÚLIA MANRESA NOGUERAS

La cantidad de dinero que llegará de los fondos europeos a España -140.000 millones, 72.000 millones de los cuales los próximos tres años a fondo perdido- han obligado al Estado a plantear cambios normativos para que el acceso a los fondos por parte de las empresas sea lo más ágil posible. Como explicaba el ARA hace una semana , el gobierno español está ultimando un real decreto ley con el objetivo de potenciar la colaboración público-privada y el acceso de las empresas a los fondos para impulsar los proyectos de carácter "estratégico".

El borrador que hay encima la mesa plantea que los proyectes "tractores" seleccionados puedan recibir por avanzado hasta el 50% del presupuesto que soliciten para acelerar la ejecución, como ha avanzado este martes la Cadena SER. 

Además, para eliminar los "cuellos de botella" y reducir los trámites, controles e informes administrativos necesarios, el borrador con el que trabaja el gobierno español estudia que la fiscalización de las operaciones no supere los cinco días hábiles, puesto que se aplicará "el régimen excepcional de tramitación urgente" a todos los contratos que reciban fondos europeos.

Este cambio también provocaría que se redujeran a la mitad los plazos de tramitación y se eliminaran requisitos e informes, a pesar de que todas aquellas subvenciones superiores a los 12 millones de euros tendrán que tener el visto bueno del consejo de ministros. Finalmente habrá una ventanilla única (a través de un portal web), como ya avanzaron desde el ministerio de Economía, para que aquellos proyectos interesados hagan las solicitudes para optar a los fondos.

Como explicaba este diario, se creará un nuevo organismo denominado Proyectos Estratégicos para la Recuperación y la Transformación Económica (PERTE). Dependerá del ministerio de Industria y desde la aprobación del real decreto tendrá tres meses para crear una lista de las entidades que conformarán la figura público-privada que tiene que escoger proyectos destacados.

También se retoman las agencias estatales como organismo público, que vuelven a la administración pública como fórmula para conseguir más "flexibilidad en la gestión".

Control político de los fondos

Todo pasará por Sánchez. El presidente del gobierno español ya comunicó a los líderes autonómicos en julio, en el marco de la Conferencia de Presidentes, que sería él mismo el encargado de liderar la gestión de los fondos de recuperación a través de una comisión interministerial. En principio, esta comisión estaba encabezada por Sánchez y 11 ministros, 10 de la órbita del PSOE y solo una de Unidas Podemos, la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, de forma que quedaba fuera el líder de Podemos, Pablo Iglesias. 

Hasta este martes por la mañana, esta decisión, que Iglesias conocía desde la semana pasada, generaba malestar interno en el sí del gobierno español, y el departamento de Iglesias esperaba que se rectificara la decisión. Aun así, en rueda de prensa posterior al consejo de ministros de este martes, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha confirmado que finalmente será el consejo de ministros quien controlará la adjudicación de los fondos. "Son instrucciones expresas del presidente español no recogidas en el borrador -ha apuntado Montero-. El presidente ya había decidido hacía unos días que era mejor, en lugar de una comisión interministerial, que el ámbito natural fuera el entorno del consejo de ministros", ha insistido Montero.

También se creará una comisión técnica para dar apoyar técnico y legal a la comisión interministerial y un departamento de seguimiento que también dependerá de la presidencia del gobierno español. En cuanto al trabajo con las comunidades y los sectores implicados, el borrador recoge la creación de foros "de alto nivel" y la voluntad de recuperar la conferencia sectorial de los fondos europeos con las comunidades autónomas.

Aun así, este es un borrador del futuro real decreto que el gobierno español pretende aprobar este diciembre para agilizar ya desde enero la llegada de los 27.000 millones de euros previstos del fondo europeo antipandemia que ya recogen los presupuestos generales del Estado para el 2021. En este sentido, Montero ha insistido en que el texto es susceptible de sufrir cambios.

Las negociaciones en Bruselas

Pero de hecho los fondos europeos no están listos. El de recuperación que los líderes pactaron el julio pasado (750.000 millones de euros encima del presupuesto comunitario de 1,1 billones de euros hasta el 2027) todavía no es una realidad porque las negociaciones se han encallado en Bruselas. Después del gran acuerdo político del verano había que discutir varias cuestiones. Por un lado, los mecanismos que tienen que dar permiso a la Comisión para que se endeude para conseguir el dinero; del otro, las condiciones ligadas a la concesión de los fondos en términos económicos, la arquitectura y la cantidad del presupuesto europeo, y finalmente la vinculación del dinero al cumplimiento de los principios fundamentales del estado de derecho (libertad de expresión, independencia judicial, separación de poderes...). 

Todas estas cuestiones se han sido discutiendo por separado con la Eurocámara y también de nuevo con las capitales, que tienen que dar el visto bueno. Pero la Comisión y el Consejo plantean la negociación como un gran bloque donde todas las partes tienen que ser aprobadas para que empiece a funcionar. Esto ha permitido que los países que tienen más problemas con el respecto al estado de derecho, como Hungría y Polonia, hayan bloqueado la aprobación total de los fondos porque se oponen a vincularlos al respeto al estado de derecho. Ante el veto, la presidencia alemana de la Unión ha continuado negociando entre bastidores, y este martes el ministro de Asuntos Exteriores alemán, Heiko Maas, ha dejado entrever una cierta luz: "Estamos en la última fase de las negociaciones. [...] Estoy absolutamente convencido de que en un par de días podremos tomar decisiones para liberar el dinero". El retraso, sin embargo, implica que en la práctica el fondo no estará en marcha hasta el verano que viene. 

¿Se ha aventurado demasiado el gobierno español presupuestando el dinero europeo si no serán realidad hasta el verano que viene? El plan prevé una cláusula de retroactividad que le permitirá solicitar el dinero después de haberlo gastado o presupuestado. Para pagarlo, el ejecutivo español ya ha dicho que emitiría deuda pública que después compensaría con el dinero europeo. Además, cuenta con 6.400 millones de euros de adelanto para el 2021. Un adelanto que tienen todos los estados.

Acceso a las subvenciones

Las empresas interesadas en optar a los fondos verán que los límites económicos para acceder a los diferentes procedimientos y, por lo tanto, recibir subvenciones se han incrementado. Por ahora, estos son los límites que estudia el gobierno español:

  • Procedimiento abierto simplificado abreviado: contratos de obra de hasta 200.000 euros y contratos de suministros y servicios inferiores a 100.000 euros.
  • Procedimiento abierto simplificado ordinario: contratos de obra, suministros o servicios inferiores a 5,34 millones de euros, cuando sean contratos adjudicados a empresas. Y, en caso de que se adjudiquen al Estado , autonomías o la Seguridad Social, contratos inferiores a 138.999 euros. Si son contratos por servicios sociales el valor tiene que ser inferior a 749.999 euros.

El + vist

El + comentat