¿Por qué Cataluña no tiene ningún gran grupo hotelero?

Cataluña es líder del sector turístico, pero las principales empresas españolas son baleares

El turismo es uno de los principales sectores económicos de Cataluña: aporta directamente un 12% del PIB catalán, según el Idescat, y aguantó mejor que otros sectores la crisis, hasta el punto que actualmente genera más riqueza en Cataluña que la construcción.

No sólo eso, sino que, además, Cataluña está a la cabeza en el ámbito del turismo en España, uno de los líderes mundiales en la recepción de turistas. El turismo en Cataluña aporta más de una cuarta parte de todo el sector en España, ya que en 2018 recibió más de 19 millones de turistas extranjeros (curiosamente, aunque esto fue un 0,1% menos que el año anterior, el gasto que hicieron aumentó en un 7,2%).

Pero, a pesar de ser una comunidad líder en el sector turístico, incluso por delante de otros destinos reconocidos como Baleares o Canarias, Cataluña no tiene empresas del sector que se sitúen en el podio español del sector.

Cuando se mira el ranking del sector hotelero que cada año hace Hosteltur, no hay ninguna compañía catalana entre las tres primeras ni por número de habitaciones, ni por establecimientos, ni en facturación. Si se mira el ranking de establecimientos, la encabeza Meliá, con 321 hoteles en todo el mundo y casi 81.000 habitaciones. La sigue NH, que tiene más hoteles (385) pero menos habitaciones (59.682). Los primeros puestos los completan las cadenas Barceló, Riu e Iberostar, y hay que ir al sexto lugar para encontrar la primera cadena catalana, Eurostars, del grupo Hotusa que lidera Amancio López. El grupo Hotusa, a pesar de que mantiene su sede operativa en Cataluña, trasladó la sede social en Madrid en noviembre de 2017, tras el referéndum del 1-O.

La causa de este dominio en los primeros puestos de cadenas de origen balear hay que buscarla en razones históricas, según Bruno Hallé, experto en el sector hotelero de la consultora Cushman & Wakefield. "Hay una tradición de las familias que comenzaron el negocio en Baleares y se especializaron en turismo vacacional", explica. Así, cuando estas cadenas decidieron expandirse "optaron primero por Canarias y luego se fueron al Caribe". Esto explica la fuerte expansión de algunas cadenas como Meliá, Barceló y Riu a destinos de América Central.

En cambio, explica Hallé, las cadenas catalanas tenían una temporada veraniega más corta y, cuando decidieron hacer la expansión, lo hicieron más con hoteles urbanos. H10 o Catalonia serían ejemplos de este proceso. A pesar de tener una importante presencia en destinos vacacionales, tanto en España como fuera, su punto fuerte son las ciudades. Es el caso de Catalonia, empresa propiedad de la familia Vallet que es líder en establecimientos en Barcelona y que luego fue expandiéndose a otras ciudades de la Península y de Europa, y también en el Caribe, con ocho complejos turísticos en la República Dominicana y México.

En número de locales, hay que bajar al sexto lugar para encontrar el primer grupo hotelero catalán, Eurostars

Una prueba de esta diferente expansión que han seguido las cadenas baleares y las catalanas queda patente cuando se mira el ranking de establecimientos y habitaciones en España. Meliá y NH, gigantes del sector, siguen a la cabeza, pero en esta lista Eurostars se sitúa en el cuarto lugar, justo por detrás de Barceló, mientras que H10 se sitúa en el séptimo lugar y Catalonia en el décimo.

Esto es una muestra de que l as cadenas catalanas hicieron la primera expansión en zonas urbanas del Estado, como destaca el consultor turístico Domènec Biosca. "Son empresas familiares que no optaron en sus orígenes por hacer grandes compañías, sino por el negocio familiar", explica Biosca en referencia a las corporaciones catalanas del sector.

Pero, además, la prueba de que no hay ninguna cadena catalana entre los gigantes del sector en España está en el ranking por facturación. Hosteltur sitúa Meliá en lo alto de la lista (2.980 millones), seguida de Iberostar y Barceló, y hay que ir al séptimo lugar para encontrar H10 (590 millones) y al noveno para encontrar Eurostars (489 millones). En el lugar número 11 está la reusense Princess, especializada con establecimientos en Barcelona, Canarias y el Caribe, con 377 millones, y el puesto 19 está el grupo Selent (presidido por Jordi Mestre, ex vicepresidente deportivo del Barça), con 130 millones.

Lo que está claro, sin embargo, es que el negocio hotelero en España es básicamente familiar, y en el podio se sitúan unas cuantas familias... de Baleares, claro. Hoteles.com hizo un ranking de las principales familias que dominan el sector. Los Escarrer, fundadores de Meliá en 1956, encabezan este ranking, por delante de la familia mallorquina Barceló, que abrió su primer hotel en Mallorca en 1954. Le siguen los hermanos Río, de la cadena también mallorquina que lleva su apellido, y los Fluxá, de Iberostar, que también se iniciaron en el negocio en Baleares en 1960.

En Cataluña también dominan las familias. El grupo Hotusa, de Amancio López, ocupa el quinto lugar entre las cadenas hoteleras familiares del Estado, y el sexto lugar del ranking es para la familia catalana Espelt, propietaria de H10. El noveno lugar es para los Vallet, propietarios de Catalonia, y el décimo para los Cabrera, propietarios de Princess.

Més continguts de

El + vist

El + comentat