La UE avisa a Hungría y Polonia de que activará el plan B si no levantan su bloqueo a los fondos antipandemia

El resto de líderes esperan movimientos antes de la cumbre del jueves, en la que buscan desencallar el veto

Todo parece indicar que la vacuna contra el coronavirus llegará antes que los primeros euros de los fondos europeos antipandemia. Hungría y Polonia se mantienen enrocados en su veto a la aprobación tanto del plan de recuperación como del presupuesto europeo por su vinculación al cumplimiento del estado de derecho y el resto de países de la Unión no piensan alargar la situación mucho más. Fuentes comunitarias han avisado este lunes de que si Budapest y Varsovia no se han movido ni un poco antes del jueves (cuando hay cumbre de jefes de estado y de gobierno), están listos para activar el plan B que les permitiría driblar el bloqueo del grupo liderado por Viktor Orbán

Los veinticinco países restantes, pues, presionan todavía más a los dos gobiernos ultraconservadores para que levanten el veto que están ejerciendo sobre un total de 1,8 billones de euros, pensados para ser gastados hasta el 2027. Si no llegan señales positivas desde los gobiernos de Hungría y Polonia a la cumbre de finales de este fin de semana, el resto de jefes de estado y de gobierno podrían dar luz verde a la activación de un nuevo mecanismo que permita replicar el fondo de recuperación y prorrogar en diferentes fracciones el presupuesto comunitario dejando fuera a los dos países de bloqueo. 

La misma fuente comunitaria insiste en que el objetivo del jueves es llegar a un acuerdo a veintisiete y no lo contrario, pero el aviso ha sido claro. Hay que recordar que tanto Hungría como Polonia son dos receptores significativos de los fondos europeos (tanto los antipandemia como los del presupuesto general) y que enrocándose en el veto se juegan, pues, mucho dinero. De aquí la esperanza en Bruselas de que acaben descolgándose del no. 

Con todo, el retraso ya es ineludible. Si cuando se pactó el fondo se prometió que el dinero llegaría a principios del 2021, si se llegara a un acuerdo esta semana podrían empezar a llegar el verano que viene. Si no se consigue, se tendría que ver cuándo se podría tardar en activar la vía alternativa sin Hungría ni Polonia. "No esperaría que se necesiten muchos meses", ha augurado la misma fuente comunitaria citada anteriormente. 

El + vist

El + comentat