Catalunya es la comunidad con la cesta de la compra más cara de España

Los alimentos frescos encarecen casi un 3% la factura del supermercado desde el estallido del covid-19

La cesta de la compra se ha encarecido un 2,8% desde el inicio de la pandemia de covid-19 en España. Según un estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) publicado este lunes y elaborado en 65 ciudades del Estado, los alimentos frescos han sido, entre los bienes básicos de consumo, los que más han aumentado los precios.

El informe asegura que un 65% de los productos han subido de precio desde marzo. Concretamente, los productos frescos, sobre todo la verdura y la fruta, son los que han contribuido más al encarecimiento de la factura, con un aumento del 4%. El estudio incluye 229 productos de limpieza, higiene, droguería y alimentación.

Según la portavoz de la OCU, Ileana Izverniceanu, la subida "está muy por encima" del IPC, el indicador de inflación, que actualmente es negativo, ha asegurado a Efe. Es decir, los súpers encarecen los productos en un momento en el que los precios en general están disminuyendo debido a la reducción del consumo de las familias a raíz de la crisis. 

El estudio de la asociación de defensa de los consumidores se ha hecho a partir de más de 143.000 muestras de precios tomadas a través de internet y en más de un millar de supermercados e hipermercados de 65 ciudades. Entre estas, Barcelona es la tercera con una cesa de la compra más cara, solo superada por Las Palmas de Gran Canaria y Palma. En cambio, las ciudades más baratas son Jerez de la Frontera (Cádiz), Teruel y Zamora.

Por comunidades autónomas, Catalunya es la más cara, seguida del País Vasco y las Canarias. En el otro extremo están Castilla y León, Murcia y Extremadura.

A pesar de esto, la diferencia entre los supermercados más caros y los más baratos de un mismo municipio es mayor en ciudades grandes, lo cual permite ahorrar si se compra en los establecimientos más económicos. Por ejemplo, la diversificación de oferta en Barcelona y Girona hace posible un ahorro de 1.966 euros y 1.632 euros anuales, respectivamente, comprando los mismos productos en el supermercado más barato en lugar de en el más caro. En cambio, en ciudades más baratas, la mayoría en el interior de España, como por ejemplo Cuenca o Ciudad Real, este ahorro es muy inferior, por debajo de los 300 euros por año.

Subidas de las grandes cadenas

Por cadenas, Alcampo y Supeco son las que, a escala estatal, tienen precios más bajos, mientras que Ulabox y Suma los tienen más caros. Si miramos los supermercados de ámbito autonómico o regional, dos marcas catalanas, Condis y Plus Fresc, son las más caras. Además, la OCU destaca que entre las grandes cadenas que operan en España, solo Carrefour ha bajado el coste medio de la factura del súper desde el estallido del coronavirus, mientras que las otras, como por ejemplo Mercadona y Eroski (que incluye Caprabo), lo han subido.

Además de esto, el estudio corrobora una tendencia que ya se notó con la declaración del estado de la alarma en marzo pasado y que, con el desconfinamiento, se relajó sin desaparecer del todo: los compradores van menos a menudo al supermercado, pero cuando van cargan más el carro. Además, también ha crecido mucho el volumen de negocio de las cadenas en cuanto a las compras a través de internet.

El + vist

El + comentat