Nueve de cada diez empresas suspenden en presencia de directivas en la plantilla

La Cambra expone que sólo un 12% de las empresas cumplen con la ley de igualdad

Las empresas catalanas no cumplen. Así de tajante se muestra la exdirectora del Observatori Dona, Empresa i Economia, Anna Mercadé. El estudio que la entidad perteneciente a la Cambra de Comerç ha hecho público este lunes asegura que sólo el 12% de las empresas cumplen con la recomendación que fija la ley de igualdad del 2007. En cifras específicas, tan sólo 416 empresas de las 3.383 sujetas a esta ley alcanzan el 40% de mujeres en sus consejos de administración. 

Esta ley persigue la desaparición de la discriminación por razón de sexo en el trabajo, especialmente la derivada de la maternidad, la asunción de obligaciones familiares y el estado civil. Por este motivo los autores del informe hablan de cifra “alarmante”. Sobre todo porque este porcentaje, añade el informe, casi no ha variado en los últimos cinco años: en 2014, las empresas que cumplían con la normativa eran el 11%. 

Carreras de chico, carreras de chica: las universidades reproducen los roles de género del ámbito doméstico

El documento ofrece datos significativos, como que sólo hay un 22% de mujeres directivas. La situación es similar a la identificada en los consejos de administración de las empresas del Ibex 35. Allí la presencia femenina es del 22,6%, una cifra que evidencia, según el Observatori, que difícilmente se cumplirá la recomendación de la CNMV (que establece que en 2020 la participación de la mujer debe situarse en el 30%) y que dista del objetivo de paridad del 40%. 

“Nos pensábamos que teníamos igualdad: está el Tratado de Roma; la ley de igualdad de 2007; la ley catalana 17/2015, que obliga a las empresas a establecer la igualdad salarial... Pero nadie cumple nada”, explica Mercadé. “Ha habido un cambio importante en los últimos cinco años: más mujeres en cargos intelectuales y directivos, que son los que ejecutan órdenes, pero por debajo de los que deciden, que son generalmente hombres”. Las mujeres no llegan arriba, añade, y esto demuestra que hay un techo de cristal. 

Más allá, el informe asegura que, a pesar de haberse reducido en los últimos dos años, la diferencia entre los salarios que perciben los hombres y las mujeres (la llamada ‘brecha salarial’) todavía es “elevada y generalizada por empleo y sector”. Las mujeres ganan un 16,1% menos que los hombres si se comparan las cifras de salario por hora. Un 23,4% menos en el caso de la retribución anual. “Existe un claro techo de cristal que dificulta a las mujeres acceder a responsabilidades directivas”, afirma el ODEE. 

Àngels Escorsell: “A menudo triunfan más los médicos mediocres que las médicas brillantes”

Así, en uno de los últimos actos como presidente de la Cambra de Comerç, Miquel Valls ha reconocido que la Cambra ha intentado “con no mucho éxito” que la mujer se incorporara a las instituciones y las funciones directivas. Sin embargo, según dice la ACN, Valls ha reivindicado la tarea del ODEE y ha asegurado que, en estos 10 años, se ha situado el debate de la igualdad de género en la sociedad y en la agenda política y mediática. “Durante estos años se ha puesto el acento en la formación académica, las condiciones laborales, la falta de directivas en las empresas catalanas y la brecha salarial, y se han creado indicadores que nos han permitido tener una radiografía”, ha dicho.

No obstante, “se mejora muy lentamente”, ha añadido. “Esperamos que las nuevas generaciones sean capaces de impulsar mucho más” el equilibrio entre géneros, ha expresado. Y, en la misma línea, ha aprovechado para desear “suerte y aciertos” a la futura directiva que presidirá Joan Canadell.

Més continguts de