Las exportaciones comienzan el año pinchando

Las ventas de Cataluña al exterior caen por tercera vez en una década en el primer mes del año

Las exportaciones catalanas comenzaron el año con una bajada del 2% en enero en comparación con el mismo mes de 2018, según los datos publicados este jueves por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. Es la tercera vez que las ventas de Cataluña al exterior caen en un mes de enero durante la última década. También pasó en enero de 2009, con una fuerte batacazo de un 28,6% (era el inicio de la gran crisis), y en enero del 2016, cuando se registró un descenso del 2,7%. A nivel español, las ventas en el extranjero también cayeron, en este caso un 1,3%.

Los datos de enero consolidan la tendencia detectada en los últimos meses del año pasado. En 2018, a pesar de batir todos los récords de exportaciones, se detectó un brusco frenazo en los últimos meses del año como consecuencia de la ralentización de la economía global y, en particular, de la europea.

En enero las empresas catalanas vendieron mercancías por un valor de 5.707 millones, 115 millones menos que un año atrás. En cuanto a las importaciones, en enero se situaron en 7.731 millones, un incremento interanual de un 2,6%. Así pues, debido a la reducción de las ventas exteriores y la subida de las importaciones, el déficit comercial catalán en enero subió un 18%, hasta los 2.024 millones.

Críticas empresariales

El director de Amec -la asociación que reúne a las principales empresas industriales internacionalizadas-, Joan Tristany, explica los cuatro elementos que están marcando las exportaciones en los últimos tiempos: "Un cierta ralentización del PIB y del comercio mundial, un incremento de la incertidumbre a escala internacional, una escalada de las barreras al comercio y una aceleración de la revolución tecnológica", resume.

Tristán, que en un acto el miércoles de esta semana expresó su preocupación por la debilidad del mercado alemán, criticó también la falta de una política que favorezca las exportaciones. "Las empresas no perciben de una manera clara cuál es la política industrial", y pidió a la administración que marque de manera clara cuáles son los objetivos, que haya indicadores claros para seguir su cumplimiento y una dotación presupuestaria suficiente.

El pinchazo de algunos de los mercados más tradicionales de Cataluña explica el descenso de las exportaciones. Por continentes, sólo aumentaron las exportaciones a Asia (+ 4%). Pero las ventas en este continente no llegan al 10% de las exportaciones catalanas.

Las exportaciones a América bajaron un 2,9%, con variaciones negativas, tanto en Norteamérica, como en Latinoamérica. Destaca el descenso del 6,8% en las exportaciones a EE.UU.

Pero, además, las ventas a la UE, que suponen más del 65% de todas las ventas de Cataluña al exterior, bajaron un 4%. Destaca el pinchazo de mercados tan importantes como el alemán, con un descenso del 14%. En cambio, a pesar de la incertidumbre Brexit, las exportaciones al Reino Unido aumentaron un 9%.

Los productos químicos, como es habitual, fueron los bienes más exportados por Cataluña, aportando un 28% de todas las mercancías vendidas en el extranjero. En segundo lugar se situaron los bienes de equipo, con un 18% del total. La industria del automóvil y la industria alimentaria, con un 14% y un 13% respectivamente, fueron los otros sectores más exportadores.

En números absolutos, el sector químico exportó 1.620 millones, un 0,8% menos respecto al mismo mes del año anterior. En el caso de los bienes de equipo, las ventas al exterior alcanzaron los 1.010 millones de euros. Este sector mantuvo el pulso al aumentar las ventas en un 7,5% respecto al mismo mes del año pasado.

Por su parte, el sector del automóvil registró ventas al exterior por valor de casi 778 millones de euros, con un importante descenso del 15,7% respecto al mismo mes del año pasado; mientras que las exportaciones de la industria de alimentación, bebidas y tabaco rozaron los 739 millones de euros, con un comportamiento prácticamente plano respecto a enero del año pasado.

LAS CLAVES

1. ¿Cuáles son las causas del descenso?

El retroceso del 2% de las ventas en el exterior tiene dos explicaciones. Por un lado, la debilidad en algunos de los mercados más importantes, como la UE (y, en concreto, Alemania) o EE.UU. Por otro, el agotamiento al que parece que han llegado las ventas de sectores clave, como la industria del automóvil.

2. ¿Qué factores económicos frenan las ventas?

Según explica el director general de Amec, Joan Tristany, las ventas al exterior se ven afectadas por una cierta ralentización del PIB y del comercio mundial, un incremento de la incertidumbre a escala internacional, una escalada de las barreras al comercio y una aceleración de la revolución tecnológica.

3. ¿Qué sectores lideran las ventas en el exterior?

Los principales sectores exportadores de la economía catalana son la industria química, la industria de bienes de equipo, el sector del automóvil y la industria de la alimentación. Pero el comportamiento de estos sectores ha sido muy dispar el primer mes del año. Así, mientras que la química registra un leve descenso del 0,8% y el sector del automóvil sufre una importante caída, del 16,7%, la industria de los bienes de equipo mejoró un 7,5% y la de alimentación creció un discreto 0,2%.

4. ¿Cuáles son las soluciones?

Para volver a los crecimientos, el director de Amec propone una política industrial con objetivos bien claros y dotación suficiente para llevarla a cabo. Pero, además, Joan Tristany indica que "si se pierde cuota quizás es porque no se hacen las cosas bastante bien". Para no dejar de ser competitivos, propone más inversión en investigación, desarrollo e innovación (I + D + I), con especial atención en la necesaria digitalización, tanto de los productos y servicios, como de los procesos.