LA CRISI DEL COVID

Objetivo: hacer llegar los fondos europeos a las pymes catalanas

El economista Miquel Puig coordinará los proyectos de empresas que facturen menos de 300 M€

“Las grandes empresas ya saben cómo llegar a la Unión Europea, no necesitan ayuda, pero tenemos que crear una especie de carril bici para que las pequeñas y medianas también puedan acceder a los fondos para la reconstrucción”. Quien habla es Joaquim Coello, uno de los miembros de Catalunya-Next Generation EU, el comité de expertos que promueve e identifica proyectos de inversión de las empresas catalanas para que puedan acceder a los fondos que la Unión Europea ha habilitado para combatir la crisis del coronavirus.

Este comité tiene muy claro que atraer fondos para las pymes es fundamental dado que “las empresas grandes escasean” en Catalunya. Por este motivo, el comité ha escogido a uno de sus miembros, el economista Miquel Puig, como responsable de coordinar los proyectos de empresas que facturan menos de 300 millones de euros, y la Generalitat ya ha dado su visto bueno.

El primer paso será crear una dirección de correo electrónico (que todavía no existe) para que las empresas puedan hacer llegar sus proyectos. Una vez recibidos, se verá si existen sinergias entre las propuestas de varias empresas de aquí o incluso otros lugares de España. “Es muy importante tener proyectos”, subraya Miquel Puig.

Según los expertos, que han mantenido contactos con el secretario de Industria y Pymes del gobierno español, Raül Blanco, el Estado está dispuesto a blindar entre 10.000 y 12.000 millones de euros para las empresas que facturan menos de 300 millones. Adicionalmente, se prevé reservar 2.000 millones más para start-ups. “Capital privado hay mucho hoy en día, pero no hay tanto que esté dispuesto a invertir en las start-ups que se encuentran en los primeros estadios”, explica Puig. El ex conseller Andreu Mas-Colell también supervisará los proyectos vinculados a start-ups.

La UE entregará a los países del continente una cantidad de dinero inédita para ayudarlos a combatir la crisis del coronavirus y, al mismo tiempo, reconvertir sus economías hacia nuevos sectores, como la lucha contra el cambio climático o la digitalización. En el caso de España, la cifra se eleva a 140.000 millones, la mayoría de los cuales (72.700 millones) en ayudas directas, y el resto (63.300), en préstamos que se tendrán que devolver.

Con todo, los 140.000 millones no están garantizados: hay que presentar suficientes proyectos que convenzan a las autoridades europeas. Si en tres años España es incapaz de presentar proyectos adecuados, los perderá. La parte no consumida se destinará a una caja común que se repartirá entre todos los países otra vez.

De estos 140.000 millones, “la mitad serán para las autonomías y la otra parte para el Estado”, explica Coello (a su vez, aproximadamente la mitad del dinero que reciba cada administración será a fondo perdido, y la otra, a crédito, afirma este experto).

Distribución por administraciones

Ahora bien, los 70.000 millones que reciban las comunidades autónomas serán únicamente para gestionar la crisis (ayudas para sectores afectados, por ejemplo). En cambio, los fondos que se destinen para proyectos de futuro, con los cuales se cambie el modelo productivo, pasarán todos por las manos del gobierno central. “Las empresas que quieran hacer proyectos tienen que pasar por el gobierno central”, explica Coello. De hecho, los fondos para la reestructuración solo prevén que sean los estados los que presenten los proyectos empresariales. No lo pueden hacer ni las empresas directamente ni administraciones diferentes a la de los estados.

Así pues, el horizonte es que España tenga 70.000 millones para reconvertir la economía en sectores como las energías renovables, la eficiencia energética o la digitalización. Y que, de estos, hasta 14.000 millones sean para pymes y start-ups. La pregunta es: ¿se presentarán suficientes proyectos?

LAS CLAVES

1. ¿Qué proyectos pueden pedir los fondos europeos para la reconstrucción?

Al menos el 37% que reciba cada país se destinará a proyectos vinculados al clima (energías renovables, eficiencia energética de los edificios, movilidad verde, etc.). Además, la Comisión Europea propone que un 20% esté vinculado a la digitalización (banda ancha, redes 5G o digitalización en la administración pública, la justicia, la educación o la salud, por ejemplo). Estos ámbitos, por lo tanto, tendrán prioridad.

2. ¿Cuánto dinero se recibirá?

Hay hasta 140.000 millones para España, más de la mitad a fondo perdido y el resto en préstamos. Parte importante se destinará a salvar los sectores afectados por el covid, pero los expertos catalanes quieren blindar hasta 14.000 millones para las empresas españolas que facturan menos de 300 millones.

3. ¿Cuándo se recibirá el dinero?

Todavía hay detalles que se tienen que aclarar, pero, cuando se abra la veda, podría ser bastante rápido. Cada país tiene que presentar proyectos lo suficientemente buenos para cubrir todo el dinero que le corresponda. Si no presenta los suficientes en tres años, perderá el dinero de que no haya dispuesto. Además, cada propuesta tiene que tener objetivos concretos, y los fondos solo llegarán por tramos a medida que se cumplan estos objetivos.

El + vist

El + comentat