El gobernador del Banco de España cuestiona la subida salarial de los funcionarios y de las pensiones

Apuesta por "focalizar" el aumento de los sueldos en ámbitos como el sanitario

Los presupuestos generales del Estado "más expansivos" de la historia, como defiende el gobierno español, han empezado a ser analizados en comisión antes de su votación al Congreso de Diputados. Uno de los primeros en dar su parecer ha sido el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, que este miércoles ha puesto la lupa sobre uno de los anuncios del gobierno español para el 2021: el incremento referenciado en los presupuestos del 0,9% de los sueldos públicos y las pensiones de acuerdo con el IPC.

"El 0,9% planteado en los PGE superará la inflación", ha apuntado De Cos, y ha argumentado de este modo que el incremento no estaría vinculado a la realidad. Hernández de Cos ha añadido que en caso de que las previsiones más severas se materializaran, se podría llegar a una "coyuntura marcada por una importante destrucción de puestos de trabajo". Por esta razón, el gobernador del Banco de España ha defendido que "sería más conveniente que en lugar de incrementar el sueldo de los trabajadores públicos, el gobierno español valorara la posibilidad de adoptar incrementos más focalizados y de acuerdo con criterios objetivos". En concreto, Hernández de Cos ha mencionado el colectivo de los trabajadores sanitarios. "Todos sabemos que el salario de los funcionarios y las pensiones están en el debate social; no obstante, desde una perspectiva técnica y en un entorno de escaso dinamismo las medidas están claramente sesgadas a la baja", ha asegurado De Cos.

De hecho, en los últimos meses la tasa de inflación ha sido negativa y se ha situado en octubre en el -0,9%, ha recordado De Cos, y ha enfatizado que la previsión prevista para finales de año es que la inflación real se sitúe en un -0,3%, según la previsión que hace el Banco de España.

Unos presupuestos optimistas

Aun así, este no es el único pero que el gobernador del Banco de España ha planteado alrededor de los presupuestos generales del Estado. La aceleración de la segunda oleada de la pandemia ha puesto en entredicho las previsiones macroeconómicas del gobierno español para este 2020, así como para el 2021, fruto de las restricciones sanitarias que se han tenido que adoptar para frenar los contagios. Ante este escenario, Hernández de Cos cree que las previsiones que el gobierno central ha planteado son optimistas en cuanto a las cifras de crecimiento. De hecho, el Banco de España prevé una caída más grande del PIB a finales de año de hasta el -12,6% y se sitúa así en el escenario más grave; pero también en relación con la deuda, el déficit y la reducción del gasto o recaudación de ingresos. Hernández de Cos ha reiterado que la recuperación será "incompleta, desigual y frágil" y ve plausible anticipar que la actividad mostrará menos dinamismo fruto de los rebrotes.

Crecimiento sin precedentes del PIB español: remonta un 16% el tercer trimestre

Por un lado, De Cos ha apuntado que el texto del gobierno español corre el riesgo de quedarse corto en cuanto al gasto relacionado con los ERTE, así como con la adquisición de material sanitario. Por otro, el gobernador ha apuntado que de acuerdo con el dinamismo de la actividad, la evolución potencial de los ingresos que recoge el Estado "podría ser más negativa". En este sentido, Hernández de Cos ha defendido que "habría sido mejor atrasar las medidas fiscales a corto plazo". "La recuperación en curso presenta síntomas que no aconsejan un aumento de la presión fiscal", ha asegurado.

El + vist

El + comentat