La hostelería que no sirva a domicilio podrá acceder a la prestación extraordinaria de autónomos

Los negocios tendrán que hacer una declaración responsable conforme no hacen comida a domicilio

Cambio de criterio en la Seguridad Social. A partir de ahora, los trabajadores autónomos del sector de la hostelería podrán acceder también a la prestación extraordinaria por impedimento de actividad, fruto de las restricciones sanitarias que aprueban las comunidades y que fuerzan a los negocios a cerrar, como pasa en Catalunya . Hasta ahora la Seguridad Social entendía que la hostelería podía seguir manteniendo parte de la actividad a través de la recogida y entrega de comida a domicilio y, por lo tanto, quedaba fuera de esta ayuda. Este criterio, sin embargo, no era compartido por las organizaciones de autónomos ni por el sector hostelero, que aseguraban que dejaba fuera a muchos negocios que no podían hacer comida a domicilio. Finalmente, la Seguridad Social flexibiliza la prestación y aceptará que la hostelería también pueda acceder a esta ayuda siempre que presente una declaración responsable asegurando que no lleva a cabo esta actividad.

El ministerio de Inclusión y Seguridad Social ha modificado el actual real decreto que recoge los criterios de esta prestación y el negocio que no pueda realizar la opción de comida a domicilio se considerará que está del todo cerrado. Aun así, tanto si realizan la actividad de comida a domicilio como si no lo hacen pueden continuar solicitando la prestación compatible con la caída de la facturación, que tiene que ser del 75% a lo largo de un trimestre respecto al mismo periodo del año pasado. La medida ha sido celebrada por organizaciones como la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA).

La prestación por impedimento de la actividad permite que el negocio afectado por las restricciones sanitarias pueda acceder a la ayuda en el momento en el que se decretan. Con esta prestación quedan exoneradas las cuotas a la Seguridad Social y los trabajadores autónomos reciben una prestación equivalente al 50% de la base mínima.

“No podemos aguantar más cerrados, moriremos más de hambre que del virus”

El 30 de octubre la Seguridad Social abonó 234 millones de euros a más de 256.000 trabajadores autónomos a los cuales se concedió alguna de las ayudas puestas en marcha por el gobierno español para afrontar la pandemia, según datos del ministerio de Inclusión y Seguridad Social. De estos beneficiarios, unos 15.000 recibieron la prestación por suspensión temporal de la actividad.

El + vist

El + comentat