La logística en Barcelona se convierte en el refugio inmobiliario de la pandemia

El covid castiga hoteles y comercios con pérdidas de valor de dos dígitos

El sector logístico, especialmente en Barcelona y cercanías, se ha convertido en el refugio inmobiliario durante la pandemia, con más resiliencia y mejores rentabilidades que las oficinas, la vivienda, el comercio y los hoteles, según se desprende del informe Un nuevo horizonte inmobiliario, presentado este martes por la consultora CBRE.

En cambio, el sector del comercio, tanto a pie de calle como en centros comerciales, y sobre todo el de los hoteles, ha sido el más castigado por la pandemia dentro del mundo inmobiliario.

El informe indica que los activos logísticos e industriales sufrieron una caída de las valoraciones del 0,5% en el primer trimestre del año, pero se prevé que acaben el 2020 con una revalorización de entre el 4% y el 6%. "Ha sido un producto refugio durante los meses de crisis", ha indicado el director de valoraciones de CBRE, Fernando Fuente. Destaca especialmente la evolución positiva del mercado de Barcelona, donde se prevé que las valoraciones de los activos inmobiliarios logísticos e industriales cierren el 2020 con incrementos del 5,6%. En Madrid, el crecimiento previsto es del 5,3%, mientras que en Valencia y Zaragoza, del 4,7% y el 4,6%, respectivamente. Una tendencia al alza que se prevé que se mantenga el año que viene y que en Barcelona se podría elevar hasta el 7%.

Otro tipo de activo que ha presentado una buena resistencia ante la pandemia, a pesar de que no tanto como los logísticos, ha sido la construcción de pisos para el alquiler, denominado built to let. Este sector ha sufrido una caída del 1,3% este año, con un volumen de inversión similar al del 2019. "Hay muchas ganas de entrar en este sector", ha indicado Fuente, que cree que será uno de los activos que tendrán mejor recorrido los próximos años.

En cuanto a las oficinas, el impacto en las valoraciones de los activos presenta variaciones en función de la ubicación. Así, el ajustamiento en los valores de las oficinas situadas en las calles principales se prevé de un -2%. Las oficinas en centros secundarios registrarán una reducción de cerca del -5% y las oficinas periféricas, las más perjudicadas, tendrán una pérdida de valor del 8%. Este ajustamiento podría ampliarse hasta el -13% en los primeros meses del 2021.

Impacto en hoteles y comercios

Quienes más están sufriendo son los activos hoteleros y comerciales. El vicepresidente de la compañía en España, Javier Kindelán, ha reconocido que el sector hotelero está en una situación "crítica" y ha vaticinado una consolidación del sector para garantizar una mayor capacidad de supervivencia. El impacto de la crisis del coronavirus en el turismo ha implicado también un gran descenso del valor de los activos hoteleros.

La situación del sector ha provocado la renegociación de muchos contratos de alquiler de los hoteleros. CBRE prevé una caída de las valoraciones a finales de año del 12% en los activos de hoteles de vacaciones y de un 11,5% en hoteles urbanos. El deterioro de las valoraciones continuará el 2021 y se podría ampliar hasta un 13% en el peor escenario. 

Los locales y centros comerciales también han sido castigados. Los centros comerciales en ubicaciones mejores o los regionales dominantes registrarán caídas de valor de un 4,6% y un 8,6% a finales de año, respectivamente. Para el primer trimestre del 2021 se prevé que esta tendencia se mantenga. La reducción del valor de los centros comerciales situados en áreas secundarias podría llegar a un -15% al cierre del año.

En el caso de los locales comerciales de las grandes ciudades, las previsiones de CBRE apuntan a un descenso del valor alrededor de un 10% en las principales calles comerciales de Madrid y de un 11,5% en las de Barcelona. De cara a los primeros meses del 2021, esta caída se ampliará a un 12% en la capital de España y a un 13% en la capital catalana.

El + vist

El + comentat