Estas son las nuevas ayudas económicas del Govern para la segunda oleada del covid-19

Patronales y sindicatos califican las medidas de insuficientes

El Govern ha aprobado una serie de medidas económicas para paliar el impacto del covid-19 en varios sectores productivos. La principal es una reducción del impuesto sobre la renta (IRPF) para personas con ingresos bajos y que tengan dos pagadores. Además, la portavoz del Govern, Meritxell Budó, también ha presentado un paquete de nuevas ayudas para autónomos y profesionales de las artes escénicas, el aplazamiento de la nueva tasa turística, varias líneas de programas de formación laboral y una línea de préstamos para empresas industriales.

Los dos sindicatos mayoritarios, CCOO y UGT, ya han dejado claro que las medidas son "insuficientes" y han cargado contra el Govern. Concretamente, denuncian que los subsidios a los autónomos, aparte de ser escasos, solo llegarán al 2% de los profesionales que se podrían beneficiar. Así mismo, la patronal Foment del Treball ha lamentado la falta de medidas "extraordinarias" para rescatar el tejido productivo.

Deducción del IRPF autonómico para rentas bajas

La medida favorecerá a los trabajadores con varios contratos o que hayan estado temporalmente en el paro o en un ERTE

El govern ha aprobado la bonificación del tramo autonómico del IRPF para los trabajadores que ganen menos de 22.000 euros y que tengan dos pagadores durante el 2020. Esto afecta tanto las personas que firmen contratos laborales (fijos o temporales) con dos empresas diferentes como las que hayan trabajado y estado en el paro durante el año o que hayan cobrado el sueldo de la Seguridad Social por haber sufrido un ERTE.

Lo que dice la normativa es que si un trabajador solo cobra de un empleador, tiene que hacer la declaración de la renta si su nómina supera los 22.000 euros anuales, pero si el número de empleadores es superior, la cifra baja a los 14.000 euros. En el segundo caso, la persona paga más aunque gane lo mismo que una que solo cobre de una empresa, puesto que en la declaración se le aplica también el tramo autonómico del IRPF. Esta diferencia es, precisamente, la que ahora bonificará la Generalitat, de forma que los empleados con dos sueldos o que hayan recibido un subsidio de la Seguridad Social (por ERTE o paro) acabarán pagando el mismo en IRPF que quienes tengan un único sueldo.

Por ejemplo, sin esta nueva bonificación, un trabajador que gane 20.000 euros anuales pero lo haga sumando dos sueldos diferentes pagaría 173 euros más de IRPF que un trabajador con el mismo sueldo abonado por una sola empresa. Con la medida aprobada este martes, la Generalitat devolverá los 173 euros de diferencia al trabajador con dos nóminas en el mismo momento de hacer la declaración de la renta.

El Gobierno calcula que el impacto económico será de unos 16,3 millones de euros sobre el presupuesto del 2022, puesto que los ciudadanos no harán la declaración de la renta del 2020 hasta julio del 2021 y el Estado no liquidará el IRPF a las autonomías hasta un año más tarde.

Ayudas de 2.000 euros para autónomos

Nueva tanda de ayudas a uno de los colectivos más castigados por la pandemia

La Generalitat ha aprobado un paquete de medidas sociales de más de 102 millones de euros que incluyen una partida de 20 millones para una nueva tanda de ayudas a trabajadores autónomos, la segunda desde el estallido del covid-19. La primera se llevó a cabo en primavera (con retrasos y quejas de los profesionales del sector).

La medida puede beneficiar, según el ejecutivo, a unos 10.000 profesionales por cuenta propia, que pueden recibir un máximo de 2.000 euros y que para acceder a la línea de ayudas tendrán que justificar un rendimiento neto en los tres primeros trimestres del 2020 inferior a los 13.125 euros, así como presentar una declaración de la renta del último ejercicio inferior a 35.000 euros.

Programas de mejora de la ocupación

11,6 millones para la contratación de agentes de ocupación y para la inserción laboral de personas con residencia temporal

Entre las medidas económicas también está la inversión de 11,6 millones en dos programas ejecutados por el Servei d'Ocupació de Catalunya (SOC). El primero, de 7,8 millones, va destinado a ayudas a las administraciones locales para que contraten 250 agentes de ocupación. El SOC cubre en ayuntamientos, consejos comarcales y otros entes locales el 80% de los costes de contratar a estos técnicos, que trabajan en el desarrollo de planes de acción concretos de las administraciones locales.

La segunda línea prevé destinar 3,8 millones a la formación laboral de personas con autorización de residencia temporal por circunstancias de arraigo social.

9 millones a créditos para la reactivación industrial

Los préstamos se gestionarán a través de la agencia Avançsa del departamento de empresa

Avançsa, el ente de la Generalitat encargado de la promoción económica, destinará nueve millones de euros a una línea de préstamos para empresas industriales que desarrollen un plan de viabilidad. Los créditos, de los que beneficiarán muy pocas empresas, no podrán ser superiores a tres millones por compañía y se tendrán que devolver en una única amortización (pago) en un periodo de entre 3 y 8 años, según el caso.

Las compañías beneficiadas tendrán que pagar o bien un interés fijo equivalente al euríbor más diez puntos porcentuales o bien uno variable equivalente al 10% de su beneficio antes de impuestos y amortizaciones (Ebitda).

Paquetes para el mundo de la cultura: 15 millones en total

La Generalitat ofrece tanto subvenciones directas a los profesionales como las empresas afectadas por el coronavirus

Las quejas del mundo cultural por la falta de apoyo del Govern han tenido respuesta de la Generalitat, que destinará unos 15 millones en ayudas al sector. Las subvenciones se dividirán en dos programas, uno para profesionales de las artes escénicas y otro para cubrir pérdidas 

Así quedan las ayudas de la Generalitat para la cultura afectada por la pandemia

Otras medidas

Nuevo aplazamiento de la tasa turística y facilidades a los centros de trabajo para discapacitados

El Gobierno ha acordado aplazar de nuevo la entrada en vigor de las nuevas tarifas de la tasa a los establecimientos turísticos. El presupuesto del 2020 prevé un aumento de este tributo, que pagan hoteles, empresas de apartamentos turísticos, campings y cruceros, pero fue aplazado hasta enero del 2021 por el Parlament cuando estalló la pandemia. El ejecutivo alarga ahora la aplicación otros seis meses, hasta el 1 de junio del año que viene, con un coste de 2,9 millones para las arcas públicas.

Además, el paquete de medidas aprobado este martes también incluye flexibilizar las condiciones que rigen los anticipos y ayudas de la Generalitat a los centros de trabajo para personas con discapacidad.

El + vist

El + comentat