El recibo de la luz bajará para los clientes que aporten energía a la red

El gobierno central aprueba este viernes la normativa para estimular el autoconsumo eléctrico

El Gobierno tiene previsto aprobar este viernes un Real Decreto que regulará el autoconsumo eléctrico en España. Según avanzó este jueves la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, la normativa cambiará la política de los anteriores gobiernos y pretende potenciar el concepto del prosumer, el consumidor que a la vez es productor. El primer paso se dio en octubre, cuando se aprobó un decreto para abaratar el precio de la luz que suprimía el llamado impuesto al sol, la tasa que grababa el autoconsumo eléctrico.

El nuevo Real Decreto blindará el autoconsumo contra este tipo de impuestos y abrirá la puerta al autoconsumo compartido. Además, simplificará administrativamente las instalaciones. Así, si hasta ahora las instalaciones de autoconsumo debían inscribirse en un registro, ahora ya no será necesario, aunque se deberá avisar a la compañía distribuidora, que a la vez lo notificará a las comunidades autónomas. La burocracia, por tanto, se simplificará.

Comienza la campaña de la declaración de la renta: guía con todo lo que tienes que saber

Otro aspecto importante, que afecta también el coste de la instalación, es el del balance energético. Es decir, cuando una instalación pueda verter energía a la red en los casos en que produzca más de la que consume. En el caso de las pequeñas instalaciones de particulares, se hará un balance horario, es decir, se le descontará del precio de la factura el precio hora a hora de los kilovatios que haya vertido en la red. Eso sí, por mucha energía que haya producido, nunca acabará cobrando de la compañía. Según la patronal eléctrica, esto conllevaría dificultades burocráticas, como por ejemplo que los ciudadanos deberían liquidar el IVA generado por estas ventas. En el caso de instalaciones que estén en manos de empresas, estas sí podrán terminar cobrando, porque ya están dadas de alta y pagan el IVA.

Hasta ahora, los autoconsumidores debían tener dos contadores para el control de lo que producían y lo que consumían de la red. Ahora sólo habrá un contador en el punto de enlace de la instalación con la red, que hará la lectura horaria tanto de la electricidad que se adquiere en la red como de la que se vierte.

El mejor año de la historia en inversión extranjera (pero es una mala noticia)

Redes inteligentes

Otro punto clave será la regulación del autoconsumo compartido, es decir, lo que podrán hacer un conjunto de instalaciones interconectadas entre ellas, que no pueden estar a más de 500 metros y que deben depender del mismo centro transformador. La regulación allanará el camino a las instalaciones urbanas, por ejemplo, en las comunidades de propietarios.

El borrador del decreto recibió el apoyo de la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC), que lo calificó de "adecuado". Este jueves, la ministra Teresa Ribera indicó que la norma quiere destacar "el papel central de los ciudadanos" y dijo que poder generar, autoconsumir y verter electricidad a la red es un factor "determinante para el éxito del proceso, además de positivo para los precios y para el sistema".

LAS CLAVES

1. ¿Por qué facilita las instalaciones el decreto?

Además de impedir gravámenes como el impuesto al sol, la nueva normativa suprime el registro de instalaciones, simplifica la burocracia e incluso los requerimientos técnicos, ya que hasta ahora hacían falta dos contadores y ahora, con uno inteligente en el punto de enlace con la red de la distribuidora, ya será suficiente.

2. ¿Qué es el mecanismo de compensación?

El autoconsumidor, cuando tenga energía sobrante, podrá verterla a la red. Hasta ahora lo podía hacer, pero de forma gratuita. Ahora recibirá una compensación, ya que se le restará del recibo el precio horario de los kilovatios que haya producido y no haya consumido. Pero un particular nunca acabará cobrando de la compañía eléctrica, aunque el balance final le sea favorable.

3. ¿Qué es el autoconsumo compartido?

Los autoconsumidores pueden unirse en pequeñas redes. Esto abre la puerta a facilitar las instalaciones de autoconsumo en entornos urbanos, por ejemplo en las comunidades de propietarios, en las que los vecinos pueden compartir una instalación en la cubierta de los edificios.

Més continguts de