La ejecución de la inhabilitación de Torra quedará a cargo del TSJC

Quince días después de la vista del 17 de septiembre, el Supremo dictará sentencia

El president Quim Torra podrá “resisitir” hasta que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) reciba la sentencia del Tribunal Supremo confirmatoria de la sentencia por desobediencia y ponga fecha al comienzo de la pena de inhabilitación para disolver el Parlament y convocar elecciones.

La próxima semana, la sala de gobierno del Tribunal Supremo, presidida por Carlos Lesmes, y diez magistrados, cinco presidentes de sala y otros cinco magistrados de cada sala, resolverá sobre la propuesta de abstención del magistrado Miguel Colmenero, que era ponente en el recurso de Torra, y que planteó apartarse por haber sido nombrado vocal de la Junta Electoral Central (JEC) desde el pasado mes de febrero.

Los plazos, según fuentes judiciales consultadas por ARA, son los siguientes: el 17 de septiembre se celebra la vista del recurso de casación y 15 días después el Supremo dicta sentencia. Después de la vista, a la que Torra podrá asistir junto a sus letrados, el Supremo comunicará a las partes la fecha y hora de la deliberación para votar.

Una vez dictada la sentencia se puede presentar en dos días un incidente de nulidad de sentencia. Este incidente puede ser desestimado ad limine, es decir, de entrada. O puede tardar algunos días.

En la primera quincena de octubre, a más tardar, el Tribunal Supremo comunicará la sentencia a la sala penal y civil del TSJC, que ha dictado la sentencia por delito de desobediencia contra Torra por negarse a retirar los lazos amarillos del Palau y banderas esteladas de edificios públicos durante la campaña de las elecciones municipales de 2019.

En ese momento, el TSJC fijará la fecha del comienzo de la inhabilitación de un año y medio. Fuentes judiciales señalan que este trámite durará algunos días.

Por tanto, con la sentencia en el TSJC, el president Torra puede firmar, antes de su inhabilitación, el decreto de disolución del Parlament y la convocatoria electoral con el plazo de 54 días.