La Fiscalía se reafirma en la necesidad de seguir investigando a Juan Carlos I

El ministerio público pide archivar la querella presentada por Òmnium contra el rey emérito

La Fiscalía del Tribunal Supremo se reafirma en seguir investigando a Juan Carlos I para acabar de decidir si solicita que se abra una causa judicial contra él. En un escrito hecho público este jueves en el cual rechaza la admisión a trámite de una querella de Òmnium Cultural contra el rey emérito, el ministerio fiscal sostiene que las diligencias que el fiscal Juan Ignacio Campos ha ido ordenando para determinar si pide investigar al antiguo monarca han "avanzado cualitativamente y cuantitativamente". "La comisión rogatoria solicitada en su momento a la Fiscalía de Ginebra abre nuevas perspectivas y la necesidad de ser complementada con la práctica otras diligencias que, sin duda, abrirán un abanico de posibilidades", asegura la Fiscalía del Supremo, que apunta que todavía espera más información de Ginebra.

En el escrito, el ministerio público rechaza una querella de Òmnium por blanqueo de capitales, tráfico de influencias y soborno pasivo, entre otros delitos, por los mismos motivos por los que también se han desestimado otras iniciativas legales contra Juan Carlos I: que los hechos a que hacen referencia son anteriores a su abdicación y, por lo tanto, estaba protegido por la inviolabilidad. "La Fiscalía española ha elegido el 1-O para pedir que se archive la querella de Òmnium contra el rey emérito. Los poderes del Estado continúan trabajando para proteger las vergüenzas del Borbón", ha lamentado la entidad soberanista en Twitter, donde ha recordado que en Suiza la investigación sigue su curso.

La asociación Atenes - Juristes pels Drets Civils pedía también adherirse al procedimiento y que la Fiscalía cesara en sus investigaciones, aduciendo que con la entrada de esta querella se abría un nuevo proceso judicial. El ministerio público lo rechaza porque considera que solo tiene que paralizar y hacer entrega de aquello que haya recogido en un juzgado en el momento en que se ha abierto efectivamente una causa judicial. Y esto pasa cuando se ha admitido a trámite una querella, y no es el caso. 

Así, la Fiscalía se reafirma en continuar las investigaciones. "Los hechos y periodos investigados en uno y otro procedimiento no son exactamente iguales", apunta el ministerio público. A pesar de que en este escrito no lo dice, se está indagando si una vez Juan Carlos I abdicó cometió algún delito, más allá del posible cobro de comisiones por la adjudicación de las obras del AVE a la Meca. Cuando ya no era rey ya no sería inviolable, y una de las claves es saber si la supuesta ilegalidad que hubiera cometido después de la abdicación tendría conexión con acciones cometidas durante su reinado. Básicamente, hay que determinar si se lo puede investigar por blanqueo de capitales cuando ya no era rey, aunque el dinero proviniera de un presunto soborno mientras sí lo era.

En este escrito, la Fiscalía no hace ninguna referencia al hecho de que Juan Carlos I haya huido a los Emiratos Árabes Unidos. Su abogado quiso dejar claro el 3 de agosto, el día en el que se dio a conocer que se iba, que estaba a disposición de la justicia siempre que se lo citara. De momento, ni Suiza ni España lo han hecho. La Fiscalía del Supremo sigue investigando para decidir si mueve ficha.

El + vist

El + comentat