Un hombre desaparece durante tres días y lo encuentran muerto en un baño del Vall d'Hebron

La víctima, de 89 años, había ido al hospital para hacerse una analítica y no volvió a casa

La última vez que se lo había visto estaba en la zona del Vall d'Hebron. Iba vestido con unos pantalones de pinza, camisa y chaqueta de cuadros pequeños de lana. Es la descripción que se daba de Manuel, junto con su altura, el peso y su color de ojos y pelo, cuando se lo buscaba. El hombre, que tenía 89 años, fue el miércoles de la semana pasada a este hospital de Barcelona para hacerse una analítica y no volvió a casa. El viernes lo encontraron muerto en un baño del Vall d'Hebron. Y no lo localizaron por casualidad o durante las tareas de limpieza de las instalaciones, sino que fueron los Mossos d'Esquadra los que llegaron a la conclusión de que el hombre no había salido del hospital.

Todo hace pensar que Manuel estuvo durante tres días en el baño sin que nadie se diera cuenta. La familia de la víctima denunció la desaparición el mismo miércoles después de que no hubiera vuelto del Vall d'Hebron, donde había ido a hacerse un análisis de sangre rutinario. Los Mossos empezaron a investigar el caso y, como sabían que tenía una visita en el hospital, decidieron revisar las cámaras de seguridad del recinto. Así pudieron comprobar que, según las cámaras, el hombre había entrado en el centro pero no había salido. Fue entonces cuando los responsables del hospital recibieron la alerta de la policía de que una persona que buscaban podía estar en sus instalaciones.

"Nos avisaron el viernes de la desaparición y el viernes se encontró a la persona muerta. Era un paciente ambulatorio, que no estaba ingresado", ha explicado un portavoz del centro a Efe. El hombre estaba en uno de los baños públicos del Vall d'Hebron y lo localizaron unos agentes de los Mossos que lo buscaban, según fuentes del cuerpo consultadas por el ARA. La víctima no tenía indicios de criminalidad. "La comisión de seguridad del hospital está revisando el protocolo para saber exactamente cómo se ha producido esta situación. Así evitaremos, además, que se pueda repetir un caso similar en el futuro", ha añadido el portavoz del centro. El hospital también se ha puesto en contacto con la familia de Manuel para darle su pésame y explicar "los adelantos en la revisión del protocolo".

La hipótesis que de momento se considera más probable es que el hombre hubiera tenido una indisposición el miércoles de la semana pasada cuando estaba en el hospital. Se cree que habría entrado en el baño y que ahí habría muerto por causas que no han trascendido. Lógicamente, también se da por hecho que nadie se dio cuenta de la presencia de Manuel en el interior del baño hasta que lo encontraron el viernes.