Illa impone el confinamiento perimetral de Madrid y Ayuso se rebela

La Comunidad abre la puerta a tomar acciones jurídicas si el ministerio de Sanidad publica la orden

MARIONA FERRER I FORNELLS / NÚRIA RIUS MONTANER

La Comunidad de Madrid tendrá que acabar confinando perimetralmente la capital española y nueve municipios más por imperativo legal. Después de días de tira y afloja, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha decidido imponer los criterios uniformes anticovid para las grandes ciudades del conjunto del Estado a pesar del rechazo del gobierno de Isabel Díaz Ayuso, que a última hora se ha desmarcado del principio de acuerdo al que se llegó el martes. Entonces el gobierno madrileño consiguió implicar al resto de comunidades en el diseño de limitaciones, pero a la hora de la verdad Ayuso se ha bajado del carro y ahora acusa a la Moncloa de "tener prisa para intervenir" Madrid cuando "la situación empieza a estar controlada". El consejero madrileño de Salud, Enrique Ruiz Escudero, ha rechazado las medidas y ha anunciado que, si se aprueban, las recorrerán porque no tienen "validez jurídica".

Pero con el 43% de los contagios de coronavirus del conjunto del Estado en los últimos dos días, la Comunitat de Madrid continúa siendo el epicentro de la pandemia en España. Después de reunirse con todas las comunidades para consensuar una posición común, Illa ha anunciado la publicación "los próximos días" de una orden en el Boletín Oficial del Estado (BOE) con todas las restricciones. Las diez ciudades afectadas, con una incidencia de contagios de 500 casos por 100.000 habitantes, una positividad en las PCR de más del 10% y más de un 35% de ocupación de camas de unidades de cuidados intensivos con pacientes de coronavirus, están en la Comunidad de Madrid. Además de la capital española, las restricciones de entrada y salida afectarán a Alcobendas, Torrejón de Ardoz, Alcalá de Henares, Alcorcón, Leganés, Móstoles, Fuenlabrada, Getafe y Parla. El ministerio de Sanidad también recomienda aplicar restricciones en el resto de municipios más pequeños. De momento todavía no hay fecha para la publicación, cosa que augura una nueva batalla entre el ejecutivo de Ayuso y la Moncloa.

El principal argumento de la Comunidad es que Illa se aferra a un acuerdo que no es válido. El Consejo Interterritorial de Salud, que reúne a todos los consejeros autonómicos, ha aprobado esta tarde por 13 votos a favor, 4 en contra y una abstención el documento de medidas anticovid, cosa que para Illa es una mayoría suficiente para que prospere de manera "colegiada". Desde 2017 estos acuerdos, siempre que obtengan una mayoría de dos tercios, son vinculantes. A pesar del rechazo de Madrid, así como también de Cataluña, Andalucía, Galicia y Ceuta, Illa lo convertirá en una orden ministerial para que se ejecute cuanto antes mejor. Entonces el gobierno madrileño lo tendrá que aplicar por imperativo legal, le guste o no. El ministro no ha querido entrar en la posibilidad de que el gobierno de Ayuso desobedezca.

"La salud de Madrid es la salud de España", ha explicado Illa cambiando la polémica frase de Ayuso de la semana pasada, cuando afirmó que "Madrid es España dentro de España". "Madrid es especial porque la salud de Madrid es la salud de España. Ahora ya tenemos una orden que se publicará en el BOE, que es fruto de una decisión colegiada y que tienen que hacer efectiva las comunidades autónomas", ha añadido durante una rueda de prensa telemática. Hay que tener en cuenta que no hay unanimidad en el PP en el rechazo a la intervención suave de Madrid. Castilla y León, gobernada por el PP, ha votado a favor de los criterios, mientras que Murcia se ha abstenido. Las dos comunidades han alertado del riesgo que supone el desplazamiento por ocio de los madrileños, especialmente a las puertas del puente del 12 de octubre. La provincia castellana de Segovia, limítrofe con la Comunidad de Madrid, fue la que tuvo una tasa de mortalidad más alta durante la primera oleada de la pandemia.

Confinar por distritos

Pero ¿cuál es la alternativa que propone ahora Madrid? Ayuso da marcha atrás y cree que la mejor solución sería que las restricciones de entrada y salida no fueran para todo el municipio, sino por distritos. Una medida similar a la que ya anunció hace dos semanas y que levantó polvareda porque solo se restringía la movilidad en los barrios con menos poder adquisitivo y más densidad de población, mientras se podía seguir saliendo a trabajar o a cuidar a personas. "La ciudad de Madrid es un conjunto de 21 distritos, de los cuales 18 superan los 100.000 habitantes", han argumentado desde el gobierno presidido por Isabel Díaz Ayuso. De hecho, las medidas de Illa, si entran en vigor, supondrán un alivio para los barrios ya confinados, porque sus ciudadanos podrán volver a moverse por todo el municipio por motivos de ocio. Pero en la práctica el movimiento de personas desde el cinturón de Madrid al centro de la capital se continuará produciendo y no se prevé un refuerzo del transporte público.

La consellera de Salud, Alba Vergés, ha calificado de "circo" el consejo interterritorial de este miércoles y ha asegurado que el documento que el ministerio de Sanidad ha presentado a las comunidades autónomas era "papel mojado" y estaba caducado desde el principio, porque la Comunidad de Madrid había anunciado poco antes de la reunión que no cerraría toda la ciudad. "Nos entristece que Madrid continúe sin voluntad de actuar", ha criticado, informa Gemma Garrido Granger.

¿Cuáles serán las nuevas restricciones?

Movilidad
Solo se podrá entrar o salir de los municipios afectados por motivos laborales, educativos, sanitarios, de curas o por fuerza mayor.
Aforo
Se reduce al 50% en el interior de bares y restaurantes y al 60% en terrazas. Se prohíbe el consumo en barra. Se cierran los parques infantiles.
Horarios
La hostelería no podrá aceptar nuevos clientes a partir de las 22 h y a las 23 h tendrá que cerrar.
Reuniones
Se limitan a seis personas en el ámbito privado y público si no es por motivos laborales. La medida ya se aplica en Madrid.

El + vist

El + comentat