La fiscal denuncia a la cúpula del Banco de España y a la CNMV por la "pesadilla" de Bankia

La fusión en 2010 ya empezó ocultando pérdidas

La fiscal Carmen Launa ha expuesto este lunes 2 de septiembre la primera parte de su informe final, al reanudarse el juicio oral sobre la salida a Bolsa de Bankia, una denuncia en toda regla de las cúpulas del Banco de España y de la Comisión del Mercado de Valores (CNMV). Responsables de ambos reguladores fueron imputados por iniciativa de la acusación popular pero el juez instructor y la Fiscalía Anticorrupción defendieron sus conductas y finalmente se sobreseyó la causa contra ellos.

Y a pesar de ello, la fiscal Launa, que sustituyó en el juicio oral a Alejandro Luzón, actual jefe de la Fiscalía Anticorrupción -responsable del primer escrito de conclusiones provisionales en Bankia- no eludió sus críticas.

"Hemos presenciado algo inusual en este procedimiento como son contrainformes emitidos por los responsables del Banco de España y la CNMV intentando desvirtuar los propios informes de los funcionarios judiciales, inspectores del referido Banco de España, que habían sido designados en las diligencias previas por el juez instructor a propuesta de la misma institución", subrayó. En efecto, la cúpula del Banco de España y el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) elaboró informes en 2015 para desacreditar a los peritos Antonio Busquets y Víctor Sánchez Nogueras.

“Todo este cúmulo de circunstancias nos ha dado a conocer que todo lo que rodeó la creación del grupo BFA-Bankia a su salida a Bolsa a la dimisión de Rodrigo Rato y la nacionalización de la entidad minó la credibilidad exterior de nuestra economía y nos llevó al mayor rescate bancario de la historia -prosiguió la fiscal-. Esta situación derivó en una especie de pesadilla que los operadores financieros han querido hacer desaparecer como si no hubiera sucedido, negando su existencia y minimizando las responsabilidades incurridas”.

Y concluyó: “Sin embargo he de decir que esta pesadilla sucedió, supuso un mal despertar para miles de españoles, que tienen derecho de conocer lo qué pasó, y además exigir las responsabilidades correspondientes con la finalidad de cumplir las normas de prevención especial y general que impone nuestro derecho penal para evitar que lo que provocó el colapso de toda una época pueda volver a suceder y a repetirse".

Pérdidas escondidas desde 2010

En su primeras conclusiones la fiscal describió cómo ya desde la creación del Sistema Institucional de Protección (SIP) de las siete cajas que dieron nacimiento a BFA se ocultaron pérdidas a 31 de diciembre de 2010.

La fiscal acusa a 14 consejeros por falsedad contable (artículo 290 del Código Penal) y a 5 de ellos por estafa de inversores (artículo 282): Rodrigo Rato, José Manuel Fernández Norniella, Ildefonso Sánchez Barcoj, José Luis Olivas y al socio auditor de Deloitte, Francisco Celma.

"Podíamos ir más allá y no lo hemos hecho", señaló la fiscal Launa en una afirmación enigmática. ¿A qué se ha referido? ¿Quizá a que la Fiscalía no acusa a ninguna de las tres personas jurídicas en el banquillo Bankia, BFA y Deloitte? La fiscal insistió en que el material probatorio podía haber provocado una acusación más dura todavía.

El + vist

El + comentat