Australia llevará a juicio los crímenes de guerra de sus soldados en Afganistán

El ejército de este país ha sido acusado de matar a civiles y maltratar a prisioneros de guerra

Australia quiere llevar a juicio a los miembros de su ejército que cometieron crímenes de guerra entre el 2005 y el 2016, durante la guerra de Afganistán. El primer ministro,  Scott Morrison, ha anunciado la creación de una oficina especial de investigación que tendrá autoridad para hacer sentar ante la justicia a los sospechosos de haber cometido estos delitos, entre los cuales habría, supuestamente, ejecuciones extrajudiciales de civiles y maltratos a prisioneros de guerra.

Y esto se ha conocido la semana en la que está previsto que se haga público un informe elaborado internamente por las fuerzas armadas australianas para analizar las denuncias de malas prácticas por parte de unidades de la élite del ejército desplegadas en Afganistán. El informe ya fue entregado la semana pasada al gobierno y Morrison ya ha advertido de que el documento dará "noticias duras y difíciles" a los australianos. 

"Dadas las acusaciones de presuntas malas conductas graves y posiblemente delictivas, las cuestiones planteadas en la investigación se tienen que evaluar, investigar y, cuando las acusaciones sean fundamentadas, procesar ante los tribunales", ha afirmado el primer ministro, que ha avanzado que "hay un número significativo de incidentes o cuestiones que tienen que ser investigadas más a fondo, y esta investigación será intrínsecamente compleja".

Esta complejidad justifica, según Morrison, el nombramiento de un equipo de investigación centrado exclusivamente en estos casos, puesto que el procedimiento podría desbordar la capacidad de la Fiscalía en caso de que fuera este organismo quien lo tuviera que asumir. La oficina de investigación, que dependerá del ministerio del Interior, empezará a trabajar a principios del año que viene y el gobierno australiano confía en que contará con la colaboración internacional para la evaluación de las denuncias.

55 incidentes investigados

A pesar de que Morrison no reveló ningún detalle concreto del informe, la semana pasada se publicó que la investigación incluía 55 incidentes diferentes y que se había elaborado a partir de entrevistas a 366 testigo de los hechos. 

Des de hace años varios medios australianos han publicado informaciones relativas a supuestos crímenes de guerra cometidos por miembros de su ejército durante su presencia en Afganistán. En 2017 la televisión pública del país, ABC, emitió una serie de reportajes que recogían varios casos de mala praxis de soldados australianos en Afganistán. En 2019 la policía registró las oficinas de la cadena a raíz de la difusión de estas informaciones, por haber hecho público, presuntamente, material clasificado. Este mes de marzo la misma cadena mostró un vídeo en el que se veía a un miembro de las fuerzas especiales disparando en la cabeza a un hombre afgano desarmado. 

Además de la investigación judicial de los hechos, el gobierno australiano también ha anunciado que pondrá en marcha un plan para cambiar la cultura interna del ejército. "Es el entorno, es el contexto, son las normas, es la cultura y son los mandos que se quedaron de brazos cruzados ante estos hechos", ha dicho Morrison. 

Australia envió a Afganistán a unos 1.500 soldados desde el estallido de la guerra, en 2001. En una primera fase su aportación era fundamentalmente logística, pero a partir de 2005 se desplegaron unos 150 miembros de las fuerzas especiales y es por eso que la investigación se centra solo en hechos que tuvieron lugar a partir de entonces. Actualmente hay unos 400 soldados australianos en territorio afgano. 

El + vist

El + comentat