Bruselas: "Este año salvar vidas tiene que pasar por delante de las celebraciones"

La Comisión pide no relajarse por Navidad para no hipotecar el enero con una tercera oleada

Bruselas teme una tercera oleada de coronavirus en enero si se relajan las restricciones estas fiestas de Navidad. El mismo día en el que el gobierno de la Generalitat ha anunciado que prevé flexibilizar el toque de queda en Nochebuena, Nochevieja y la noche de Reyes, la Comisión Europea pide a los gobiernos europeos que no aflojen: "Este año salvar vidas tiene que pasar por delante de las celebraciones", dice la comisaria de Salut Stella Kyriakides, que ha presentado este miércoles una serie de recomendaciones para garantizar la seguridad este invierno. 

Y así lo ha hecho saber también a los ministros de Salud de la UE, con quien se ha reunido de manera virtual: "Relajar medidas demasiado temprano puede provocar más casos, más muertes y más confinamientos. Si no somos muy cuidadosos en las próximas semanas, lo volveremos a ver en enero", los ha avisado. Kyriakides hace semanas que manda advertencias. La Comisión Europea, casi sin competencias en el ámbito sanitario, ha pisado el acelerador para asegurarse dosis de todas las potenciales vacunas de coronavirus y reclama ahora que, "hasta que lleguen las vacunas y se puedan distribuir suficientemente", las medidas de contención continúen, y "especialmente en el final de periodo de vacaciones". 

Kyriakides ha insistido a los ministros en que la Navidad es especialmente peligrosa: en invierno las posibilidades de contagio se multiplican por el hecho de estar más cerrados y las reuniones de las fiestas se convierten en clústeres de contagio. De aquí que la comisaria chipriota haya reivindicado varias veces que es hora de demostrar que se han aprendido las lecciones de haber relajado las medidas en verano.

Los viajes de Navidad y la campaña de vacunación

Por eso, Bruselas ha presentado este miércoles una estrategia de recomendaciones en las que principalmente pide mantener en vigor las medidas de contención básicas, como las limitaciones de contactos sociales y la distancia física. También pide que se tenga en cuenta el posible incremento de viajes de cara a Navidad para garantizar la seguridad. "La infraestructura de transporte se tiene que preparar y las cuarentenas son peores en el lugar de origen que en el de destino". La Comisión reclama poner a disposición de los ciudadanos, también, apoyo psicológico, porque hay que tener en cuenta la "fatiga" de la pandemia. 

Pero, sobre todo, la Comisión pone mucho énfasis en la necesidad de tener lista toda la logística de cara a la campaña de vacunación después de que la Agencia Europea del Medicamento ya haya abierto la puerta a una posible aprobación de las vacunas antes de que acabe el año y que varios estados ya valoren poder empezar a hacerlo en enero. De hecho, este mismo miércoles el Reino Unido ya ha autorizado la vacuna de Pfizer.