China critica la dimisión en bloque en el Parlamento de Hong Kong como una "farsa"

Los Estados Unidos amenazan con sanciones a Pekín por inhabilitar a cuatro diputados hongkoneses

El gobierno de China ha reaccionado este jueves a la dimisión en bloque de los diputados pro democracia en el Parlamento de Hong Kong acusándolos de poner en marcha "una farsa". "Si estos diputados esperan utilizar su dimisión para provocar una oposición radical y para implorar una injerencia extranjera, lo han calculado mal", ha dicho un portavoz de la oficina de China para Hong Kong y Macao.

El portavoz calificó la dimisión de los políticos como "un desafío abierto" a Pekín y criticó su "posición de resistencia terca" a los dictados del gobierno de Xi Jinping. Los diputados dimitieron en bloque después de que el gobierno chino inhabilitara a cuatro de sus compañeros por lo que consideraba conductas poco patrióticas y por suponer, dijo, "un peligro para la seguridad nacional".

Pero las reacciones a la situación en Hong Kong no se han hecho esperar y el gobierno de los Estados Unidos ha amenazado a Pekín con sanciones por la ley aprobada el miércoles que originó la inhabilitación de los diputados, puesto que prohíbe defender la independencia de Hong Kong o manifestar cualquier oposición a la soberanía china de Hong Kong o a la ley de seguridad nacional aprobada este verano.

"El modelo un país, dos sistemas es ahora mismo una mera hoja de parra para cubrir la dictadura extendida por el Partido Comunista Chino en Hong Kong", ha dicho el consejero de Seguridad Nacional de los EE.UU.,  Robert O’Brien, que ha amenazado a Pekín con nuevas sanciones.

Además, en un comunicado conjunto, el senador republicano Marco Rubio y el senador demócrata Jeff Merkley, del comité de asuntos exteriores de la cámara alta norteamericana, criticaron también la represión china sobre Hong Kong y este nuevo intento de Pekín "de quitar a la gente de Hong Kong sus derechos y sus libertades". "Habrá consecuencias", han advertido los senadores, que han denunciado que la democracia "se está ahogando" en Hong Kong.

También los gobiernos de Alemania, del Reino Unido y de Australia han condenado públicamente la inhabilitación de los cuatro diputados como "un nuevo asalto a las libertades y la autonomía de Hong Kong" por parte de Pekín, en palabras del ministro de Exteriores británico, Dominic Raab.

El + vist

El + comentat