La Comisión Europea rechaza publicar los contratos de la compra anticipada de vacunas

Hasta ahora ha apalabrado 1.400 millones de dosis con cuatro farmacéuticas diferentes

La Comisión Europea firmó el miércoles su cuarto contrato con una farmacéutica para la compra anticipada de vacunas contra el coronavirus. Concretamente, fue con Pfizer-Biontech para asegurarse hasta 300 millones de dosis. Pero el ejecutivo comunitario rechaza publicar los detalles de estos contratos. Según ha explicado la comisaria de Salud, Stella Kyriakides, Bruselas no puede publicar los contratos porque son confidenciales. 

En un debate en el Parlamento Europeo, Kyriakides se ha enfrentado a las reclamaciones de varios parlamentarios que han pedido más transparencia en un proceso que implica la inversión de fondos europeos en proyectos de riesgo. Aún así, la comisaria de origen chipriota ha insistido en que la Comisión no puede publicar los contratos porque "las cláusulas de confidencialidad" lo impiden. 

Hasta ahora, Bruselas ha apalabrado un mínimo de 300 millones de dosis por cada contrato que ha firmado con AstraZeneca, Sanofi-GSK, Johnson&Johnson y Pfizer-Biontech. Además, está en conversaciones con otras empresas del sector, como CureVac. Según Kyriakides, "las empresas requieren que esta información sensible sea confidencial entre las dos partes que firman el contrato".

Kyriakides se ha justificado también argumentando que los contratos que firman los gobiernos de manera bilateral tampoco se pueden publicar de manera unilateral, y también ha defendido que mantener los contratos en la confidencialidad no es solo cuestión de proteger los intereses comerciales de las empresas sino también de no "debilitar" la posición negociadora de la Comisión: "Tenemos que ser extremadamente cautelosos durante estas negociaciones para que las empresas no puedan escoger a su gusto las mejores condiciones". 

Riesgos y responsabilidades de los gobiernos

Cada vez que recibe una pregunta al respecto, la Comisión Europea reitera que está comprometida con la "seguridad" de la vacuna. Tal y como se explica en la estrategia europea para acelerar el desarrollo de la vacuna contra el coronavirus adoptada el 17 de junio, "a cambio de los derechos anticipados de compra de un número específico de dosis, la Comisión financia parte de los costes de investigación de parte de los productos". Así, el pago inicial (que no se hace público) se considera un pago anticipado de la compra final que después harán los estados miembros. 

La estrategia común europea adoptada en junio hace partícipes a los estados de todos estos procesos que gestiona la Comisión Europea, pero ya es responsabilidad de los estados todo el proceso posterior: "La Comisión será responsable del proceso de contratación pública y de los contratos de los acuerdos de compra anticipada, mientras que los estados compradores asumirán la responsabilidad del despliegue y el uso de la vacuna, incluida cualquier indemnización específica requerida por un acuerdo determinado de compra anticipada". 

El + vist

El + comentat