Trump dice que abandonará la Casa Blanca si el colegio electoral escoge a Biden

Es lo más parecido a una concesión de la victoria del demócrata en las elecciones de hace 23 días

El presidente norteamericano Donald Trump aseguró ayer que abandonará la Casa Blanca si el colegio electoral formado por los delegados de todos los estados escoge al demócrata Joe Biden, un trámite que se formalizará el próximo 14 de diciembre. "Por supuesto que lo haré, y lo sabéis", respondió a las insistentes preguntas de los periodistas. Es lo más parecido a la concesión de la victoria que ha pronunciado Trump desde que hace 23 días Biden ganó las elecciones presidenciales tanto en el voto popular (con una diferencia de seis millones de votos por encima de Trump) como en el colegio (306 votos delegados contra 232 del republicano).

El anuncio del presidente, que pone fin a las especulaciones sobre si se atrincheraría en el poder con un arsenal de acciones legales para bloquear el relevo, ha tenido lugar en la Casa Blanca, después de dirigirse a las tropas norteamericanas destinadas en todo el mundo con motivo del día de Acción de Gracias y dirigiéndose a un grupo de periodistas que le han preguntado si se iría de la sede de la presidencia si el colegio electoral votaba en contra de él. "Por supuesto que lo haré. Y lo sabéis", dijo finalmente, en la tercera repregunta. Con todo, había insistido poco antes en que "si lo hacen estarán cometiendo un error, porque estas elecciones son un fraude". 

Algunos republicanos habían dejado correr la idea de que podrían designar a compromisarios republicanos desobedeciendo el voto popular, cosa que desencadenó especulaciones sobre si Trump se aferraría a la presidencia. El todavía presidente continuó insistiendo, sin aportar pruebas, en que la victoria de Biden "es un fraude". Trump admitió que se iría de la Casa Blanca, pero sobre su derrota remarcó que "será una cosa muy difícil de conceder, porque sabemos que hubo un fraude masivo". 

Tampoco respondió a las preguntas de los periodistas sobre si piensa asistir a la ceremonia de investidura de Biden el 20 de enero. "Yo sé la respuesta, pero no quiero decirla ahora", se limitó a decir. En un momento de la conversación, el presidente regañó a uno de los periodistas que le preguntaba si concedería la derrota: "No me hables de este modo, soy el presidente de los Estados Unidos, nunca hables al presidente de este modo".  
 
Pero habiendo perdido casi todas las acciones legales, Trump tiene los días contados. El 14 de diciembre los compromisarios se reunirán en cada estado y votarán al vicepresidente y al presidente, un acto que según la ley electoral se tiene que hacer el primer lunes después del segundo miércoles de diciembre. El siguiente paso en el calendario es el 6 de enero, cuando el nuevo Congreso, en sesión conjunta, recibe los votos para contarlos y certificarlos. La ceremonia de investidura del nuevo presidente se celebra el 20 de enero. 
 
En plena pandemia, Trump bloqueó durante dos semanas el inicio del proceso de traspaso de poderes y atrasó así el acceso del equipo de Biden a la información clasificada y a los fondos federales. Uno de sus últimos actos ha sido el indulto de su exassessor Michael Flynn.

Joe Biden anuncia que Estados Unidos “está listo para liderar el mundo”

El + vist

El + comentat