Los brasileños dan la espalda a Bolsonaro en las elecciones municipales

La mayoría de los candidatos a quienes el presidente había apoyado quedan fuera de la segunda vuelta

Dos años después de ganar las elecciones y convertirse en presidente de Brasil, Jair Bolsonaro ha visto como, indirectamente, muchos brasileños le han dado la espalda: en los comicios municipales celebrados este domingo en todo el país, la gran mayoría de los candidatos a quienes el dirigente ultraderechista había apoyado explícitamente han quedado fuera de la segunda vuelta, que se celebrará el día 29.

Bolsonaro ganó la presidencia con el Partido Social Liberal, pero hace un año se dio de baja y su nueva formación todavía está en proceso de creación. Por este motivo, en estas elecciones no había candidatos que fueran oficialmente del mismo partido que el presidente. Ahora bien, Bolsonaro sí que se había posicionado públicamente a favor de una veintena de aspirantes, entre los cuales había seis que optaban a la alcaldía de las principales ciudades del país.

De estos, solo dos consiguieron pasar a la segunda vuelta. Uno de ellos es el actual alcalde de Río de Janeiro, el pastor evangélico Marcelo Crivella, que aun así solo obtuvo un 21,9% de los votos y quedó claramente por detrás del candidato de la derecha moderada, Eduardo Paes, con un 37%. Paes ya había gobernado la ciudad, la segunda más poblada del país, entre el 2009 y el 2017. El otro candidato de Bolsonaro que ha superado el primer corte es Wagner Sousa Gomes, que se disputará la alcaldía de Fortaleza, la quinta ciudad del país, con el candidato socialista Sarto Nogueira. En la primera vuelta, Nogueira se impuso por poco. 

En cambio en São Paulo, la principal ciudad del Brasil, el candidato bolsonarista, Celso Russomanno, no ha tenido nada que hacer y se ha tenido que conformar con el cuarto lugar, con poco más del 10% de los votos. La alcaldía se la disputarán el candidato de centroderecha Bruno Covas (32,9%) y el progresista Guilherme Boulos (20,2%).

También han quedado fuera de la carrera electoral los alcaldables que habían obtenido el apoyo de Bolsonaro en ciudades como Recife y Belo Horizonte. En esta última el hasta ahora alcalde, Alexandre Kalil, del partido de centro PHS, ha obtenido la reelección sin tener que someterse a la segunda vuelta. Kalil ha conseguido mantenerse en el cargo a pesar de haber impuesto medidas especialmente duras para intentar contener la expansión del covid-19 en la ciudad, unas decisiones que fueron duramente criticadas por Bolsonaro, que se ha dedicado a minimizar los peligros de la enfermedad a pesar de que su país es el tercero del mundo con más casos diagnosticados, con casi seis millones hasta ahora.

Bolsonaro cuestiona el recuento

Han sido las primeras elecciones en Brasil desde la llegada de Bolsonaro al poder y, aunque él no concurría, los resultados no le han sido nada favorables. Pero su análisis es bien diferente. A través de Twitter, el presidente brasileño ha considerado que "la izquierda ha sufrido una derrota histórica" en los comicios, lo cual indicaría que "la oleada conservadora llegó el 2018 para quedarse". "Para las presidenciales del 2022 tengo la certeza que, en las urnas, consolidaremos nuestra democracia con un sistema electoral perfeccionado", ha añadido, y lo ha remachado con su lema de "Dios, patria y familia".

Pero, a pesar de esta valoración positiva de los resultados, Bolsonaro no se ha estado de sembrar dudas sobre las elecciones de domingo. En declaraciones recogidas por Efe este lunes por la mañana, el presidente ha reclamado "un sistema de escrutinio que no deje dudas" y ha añadido que "sin una manera fiable de hacer elecciones, la duda siempre estará". En este sentido, ha insistido en su propuesta de dejar de lado el sistema de urnas electrónicas que el país utiliza desde el 1996 para recuperar las papeletas.

Las elecciones de este domingo, celebradas en plena pandemia, han registrado un índice de abstención del 23%, el más alto de los últimos veinte años. En las elecciones municipales del 2016 la abstención se había situado en el 17,6% del censo.

El + vist

El + comentat