UNIÓN EUROPEA

Ska Keller: "Tenemos muchas dudas sobre Borrell como alto representante por temas como Kosovo"

Entrevista a la líder de los verdes europeos

Como ocurre con la familia política de los conservadores europeos, una de las personalidades más influyentes de Los Verdes también es una mujer de origen alemán. Las últimas elecciones europeas la han situado en lo alto de lo que se ha bautizado como la ola verde. Franziska Keller, más conocida como Ska Keller (Brandenburg, 1981), llegó al Parlamento Europeo cuando tenía solo 27 años. Los próximos cinco años de legislatura europea, su grupo (que incluye Alianza Libre Europea) cuenta con un número inédito de escaños (75 electos que en la práctica son 74 debido a la ausencia de Oriol Junqueras).

¿Donde queda la credibilidad de la Eurocámara tras aceptar la candidata de los estados, Ursula von der Leyen, para la Comisión Europea?

Creo que tenemos trabajo por hacer. El sistema del candidato oficial no resolvía todos los problemas del mundo, pero era un paso adelante importante para hacer la Unión Europea más democrática. Ahora hemos dado un paso atrás, y como Parlamento debemos entender qué podemos hacer. Saber cómo asegurarnos de que no vuelve a pasar. Pero pienso que la ventana de oportunidad es muy pequeña, porque es cierto que ahora Von der Leyen cree que debe cumplir; en última instancia el problema no es ella, es el Consejo [los estados].

¿Qué podéis hacer?

Necesitamos fortalecer aún más la democracia de la UE. Tenemos que conseguir que el sistema de candidatos oficiales quede asegurado por ley, asegurar listas trasnacionales y fortalecer las capacidades del Parlamento a la hora de hacer peticiones o tomar iniciativas legislativas.

¿No está muerto, pues, el sistema del candidato oficial?

Espero que no. Las últimas semanas han servido precisamente para ver la importancia que tiene. Es clave que los grupos políticos elijan a los candidatos oficiales, que hagan una campaña, se den a conocer y presenten su programa. Es importante por razones democráticas que el ciudadano sepa  quién puede dirigir las instituciones en función del partido que vota, pero también por razones prácticas. Von der Leyen está colocada por el Consejo, no tiene experiencia europea, no sabía qué queríamos los partidos. Pero ¿cómo iba a saberlo? Todo ello demuestra que desde un punto de vista logístico es importante para no encontrarse en esta situación extraña.

¿Fue una posibilidad real, que el Parlamento la rechazara?

Fue muy probable hasta el último momento. Tras el discurso que hizo el pleno parecía que tenía una mayoría clara, pero al final terminó siendo un resultado extremadamente ajustado. Fue bastante increíble.

La Eurocámara también debe ratificar el paquete de comisarios donde habrá Josep Borrell. ¿Qué haréis?

Antes de votar la Comisión en paquete habrá comparecencias individuales de cada comisario, también de Borrell. Sobre él específicamente tenemos muchas dudas. Por ejemplo en la cuestión de Kosovo: España ha sido siempre contraria a reconocer al país. En este conflicto la Unión Europea puede ayudar claramente. Hemos estado jugando un papel positivo en este sentido, tal vez no del todo efectivo, pero al menos positivo. Está claro que si es el alto representante esto será un problema.

En las negociaciones de cargos, luchasteis por un comisario verde?

Primero luchamos por las políticas climáticas. Pero sí, para implementar un programa es importante tener gente que sepa del tema y que luche por él. Sería fantástico tener un comisario de Medio Ambiente verde con peso importante y que no solo fuera un comisario cualquiera propuesto por los estados. Veremos que hace Von der Leyen.

Von der Leyen dice que quiere una Comisión paritaria y desde los estados se ha jugado con el hecho de que ella es una mujer para que aceptara.

Esta parte la han jugado especialmente muchos hombres. Por supuesto que quiero que una mujer sea presidenta de la Comisión, por eso los verdes siempre proponemos a una mujer y un hombre en todas las candidaturas, pero los grandes partidos no lo hacen, ignoran al resto de candidatas. Y ahora dicen que hay que tener una mujer presidenta y aceptar a Ursula von der Leyen.

La agenda verde ha ganado peso y parece que partidos como los socialistas se suman a vuestro proyecto. ¿Teméis que recuperen votos por esta vía?

No estoy preocupada, necesitamos los esfuerzos de todo el mundo y necesitamos mayorías. Estoy muy contenta de que otra gente empiece a hablar del clima. Hace tiempo que lo hacemos y tengo claro que la gente sabe que somos la única fuerza creíble en este ámbito.

¿Ve factible que todos los países de la UE se comprometan este año a la neutralidad de CO2 en 2050?

Es un objetivo muy ambicioso y estaría bien, pero la pregunta real es ver qué están haciendo ahora mismo los países que sí han firmado este compromiso para cumplirlo. Quedan muchas cosas por hacer más allá de firmar compromisos.

¿Y que se pongan de acuerdo sobre los rescates en el mar y el sistema de asilo?

Es uno de los puntos que me preocupa más en relación con Von der Leyen, porque ella quiere retirar la propuesta de la reforma de Dublín, que se mejoró mucho desde el Parlamento Europeo, y hacer una nueva ley. Lo que hay que hacer es presionar a los estados, porque en la Eurocámara ya hay consenso sobre una propuesta buena al respecto. 
 

Més continguts de

El + vist

El + comentat