Kamala Harris, la primera vicepresidenta de la historia de los Estados Unidos

La ex fiscal general de California y senadora será también la primera persona no blanca en el cargo

Durante la campaña, Kamala Harris ha hablado en muchas ocasiones de sus padres inmigrantes y de la lucha por los derechos civiles de las minorías que le allanaron el camino para convertirse en la primera mujer no blanca que ocupará la presidencia del país más poderoso del mundo. “Sí, hermana, a veces podemos ser la única con nuestro aspecto del auditorio”, dijo ante un público mayoritariamente negro hace unos días en Texas: “Pero todas sabemos que no hemos llegado solas al auditorio”.

Kamala Harris, de 56 años, será la mano derecha de Joe Biden en la Casa Blanca. Hasta ahora senadora y ex fiscal general de California, será la primera mujer en ocupar la vicepresidencia de los Estados Unidos. Nacida en Oakland en 1964, hija de inmigrantes (su padre era de Jamaica y su madre de la India), también será la primera persona no blanca en asumir este cargo. Siempre se ha mostrado "orgullosa de ser negra", y asegura que no piensa "pedir perdón a quienes no lo entiendan".

Poco después de que Biden fuera proclamado ganador, y se acabaran cuatro días de incertidumbre, Harris tuiteó un vídeo con imágenes de norteamericanos y un mensaje: "Este resultado va mucho más allá de Joe Biden o yo: es sobre el alma de los Estados Unidos y sobre hasta qué punto estamos dispuestos a luchar por ella. Tenemos mucho trabajo. Hay que poner manos a la obra".

Ha habido otras mujeres candidatas a la presidencia (Hillary Clinton) y también a la vicepresidencia (en 2008 Sarah Palin y John McCain fueron derrotados por el ticket Obama-Biden), pero Harris es la primera en conseguirlo. Ella misma se había presentado a las primarias demócratas para ser la candidata demócrata a la presidencia –en uno de los debates acusó a Biden de racista– pero abandonó la carrera.

La figura de Harris ha apelado al voto femenino y de las minorías. Biden ha tenido el apoyo de los afroamericanos por haber sido el vicepresidente de Barack Obama, y la lucha por la justicia racial cogió un inesperado protagonismo en la campaña después del asesinato en mayo de George Floyd a manos de la policía, que inflamó el movimiento Black Lives Matter. Harris participó en alguna de las manifestaciones contra la discriminación.

Fiscal en California

Kamala Harris fue elegida en 2003 fiscal del distrito de San Francisco, cuando se convirtió en la primera fiscal negra de la historia de California. Ocho años después ascendió hasta fiscal general, lugar que ocupó hasta que se convirtió en senadora demócrata en 2017, momento en el que trabó amistad con Beau Biden, uno de los hijos del futuro presidente, fiscal en Delaware.

En este tiempo, ofició el primer casamiento homosexual en California y se opuso a la aplicación de la pena capital. Aún así, los movimientos pro derechos civiles le critican que cuando tuvo la oportunidad no impulsó una reforma policial que permitiera investigar a los agentes involucrados en tiroteos. Su etapa como fiscal coincidió con el ascenso del movimiento Black Lives Matter, ante el cual respondió promoviendo cursos de formación contra el racismo implícito de los agentes. Pero, en cambio, se opuso a una regulación estatal para que los policías llevaran cámaras que grabaran sus acciones y tampoco facilitó la revisión de los casos de condenados injustamente. Durante sus años en el Senado de los EE.UU. promovió una ley para penalizar el linchamiento como delito de odio.

El + vist

El + comentat