La NASA difunde imágenes de la desaparición gradual del primer glaciar declarado 'muerto' en Islandia

El Okjökull quedó 'sentenciado' en 2014. Estas son las últimas etapas de su declive

La NASA ha difundido esta semana unas imágenes de satélite que demuestran los estragos que está haciendo el cambio climático. Las fotografías en cuestión muestran la última etapa de la desaparición gradual que ha sufrido a lo largo de tres décadas el glaciar Okjökull. En la imagen que encabeza esta noticia se puede ver claramente cómo ha disminuido la superficie que ocupaba el glaciar (a la izquierda de las dos imágenes) en 1986 y la que ocupa ahora, casi inexistente, 33 años después.

Concretamente, un mapa geológico de 1901 estima que el Okjökull -también llamado Ok ( "jökull" significa "glaciar" en islandés) - tenía en ese momento una superficie de unos 38 kilómetros cuadrados; en 1978 ya se había reducido hasta los tres kilómetros cuadrados, de los que solo queda escasamente uno.

El glaciar, con forma de cúpula, aparece en la imagen de 1986 como un parche de color blanco sólido, situado al norte del cráter del volcán, lleno de nieve, que también es visible en los bordes del glaciar. En la imagen más reciente, hecha en agosto de 2019, sólo hay bloques de hielo delgado.

Según explica la NASA, la desaparición de un glaciar no es sólo una cuestión de la reducción de las placas de hielo. Los glaciares se forman a partir de la nieve que se compacta con el hielo con el paso del tiempo. A continuación, el hielo se sube por su propio peso, ayudado por la gravedad. El Okjökull ha disminuido tanto que ya no tiene suficiente masa para fluir. Según algunas definiciones, un glaciar estancado es un glaciar muerto.

El Okjökull formaba parte del grupo Langjökull, una de las ocho agrupaciones de glaciares de Islandia. El hielo cubre cerca del 10% de la isla, lo que lo convierte en parte sustancial de su paisaje. La desaparición de glaciares es un problema que afecta al país desde hace tiempo.

La desaparición del Okjökull, sin embargo, ha hecho encender las alarmas y antropólogos de la Universidad de Rice, en Estados Unidos, han dejado constancia de ello en un documental.

El próximo domingo 18 de agosto, un grupo de científicos colgará una placa conmemorativa en memoria del icónico glaciar, ya desaparecido, en la cima del volcán Ok.


 

Més continguts de