Un ataque con armas de fuego en la Universidad de Kabul deja 22 muertos y 22 heridos

Tres hombres han entrado en el campus y lo han asediado durante cinco horas

Un total de 22 personas han muerto y 22 más han quedado heridas este lunes en un asalto con armas de fuego en la Universidad de Kabul, la capital de Afganistán, según ha informado en un comunicado el portavoz del ministerio del Interior afgano, Tariq Arian. Tres hombres armados (que se cuentan entre las víctimas mortales) han entrado en el campus con armas de fuego y han disparado contra alumnos y profesores. El ataque ha durado cinco horas y se ha dado por finalizado alrededor de las cinco de la tarde hora local (las 13.30 en Catalunya).

"Disparaban contra todo alumno que veían", ha dicho a Reuters un testigo, Fathul·lah Moradi, que ha asegurado que había conseguido huir de los asaltantes a través de una de las puertas de la universidad junto con un grupo de amigos. Otros testigo afirmaban que antes del ataque se había producido una explosión en la misma zona. 

Hasta ahora ningún grupo ha reivindicado el atentado y los talibanes han asegurado que no tenían nada a ver. A mediados de septiembre el gobierno afgano y los talibanes abrieron conversaciones de paz con la esperanza de poner punto final a cuarenta años de guerra en el país. 

La Universidad de Kabul es pública y es la principal institución educativa de Afganistán. Se trata de un gran campus, con jardines y árboles, que reúne diversas facultades al oeste de la capital. La zona está amurallada y hay varias puertas de acceso, controladas por guardias de seguridad. Los terroristas, por lo tanto, han logrado esquivar la vigilancia y han irrumpido en el campus hacia las once de la mañana, la hora en la que había más estudiantes. Según fuentes del ministerio de Educación Superior, en ese momento había unas 15.000 personas en el campus, entre alumnos, profesores y otros trabajadores.

Los terroristas han entrado por la puerta situada más al este del recinto y se han dirigido a la Facultad de Derecho, donde han ido clase por clase y han abierto fuego indiscriminadamente contra alumnos y profesores. Entre las víctimas mortales hay diez chicas. Los heridos tienen heridas de bala y la mayoría están "estables", según informó el portavoz del ministerio de Salud Pública, Akmal Samsour.

El ataque ha durado más de cinco horas y ha generado pánico. Las redes sociales se han llenado de vídeos filmados por los propios estudiantes en los que se veía a alumnos huyendo desesperadamente y saltando los muros que rodean el campus, mientras de fondo se oían disparos. Algunos medios locales han difundido también imágenes en las que se veían cuerpos sin vida de estudiantes en las aulas y los pasillos de la universidad.

El martes de la semana pasada un terrorista suicida mató a 24 personas, entre las cuales varios adolescentes, en un ataque con bomba en una escuela de Kabul. "Este es el segundo ataque en una institución educativa de Kabul en diez días. Los niños y jóvenes afganos necesitan sentirse seguros cuando van a la escuela", ha dicho en un comunicado Stefano Pontecorvo, el máximo representante civil de la OTAN en Afganistán.

Asimismo, el presidente del Consejo Superior para la Reconciliación Nacional, Abdulá Abdulá -que es la máxima autoridad del proceso de paz afgano-, también ha condenado el ataque. "Condeno enérgicamente el cobarde ataque terrorista de hoy en la Universidad de Kabul. Atacar instituciones educativas es un crimen atroz. Las estudiantes tienen el derecho de estudiar en paz", ha escrito en Twitter.

En el pasado otras universidades han sido atacadas en Afganistán. Por ejemplo, el año pasado una bomba explotó en la universidad de la provincia de Ghazni, situada al este del país, y 23 alumnos resultaron heridos, la mayoría mujeres. En la capital afgana, la Universidad Americana, que es privada, también fue asaltada en agosto de 2016. El ataque duró diez horas y 17 personas murieron y 45 resultaron heridas.

El + vist

El + comentat