Los comités electorales de los EE.UU. desmienten las denuncias de fraude de Trump

Biden consigue también Arizona y recibe finalmente la felicitación de China como presidente electo

Su propio gobierno lo desmiente. Los comités ejecutivos de coordinación de las elecciones dentro del gobierno y la Agencia de Ciberseguridad y Seguridad de las Infraestructuras, que depende del departamento del Interior de los Estados Unidos, han emitido un comunicado conjunto para asegurar a los votantes norteamericanos que "no hay ninguna evidencia de que ningún sistema de votación haya borrado o perdido votos, hayan cambiado votos, o haya sido puesto en peligro de ninguna forma".

El comunicado oficial llegaba el jueves al atardecer, justo después de que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, denunciara a través de su cuenta de Twitter que la aplicación Dominion, que se usó para votar en varios estados como Georgia (todavía en disputa pero tendiente hacia Biden), había "borrado 2,7 millones de votos en todo el país", y que "221.000 votos en Pensilvania se cambiaron de Trump a Biden", entre otros. Unas denuncias, de nuevo sin pruebas, que también fueron marcadas por la red social como "dudosas". 

Trump continúa con su retórica de negación de unos resultados electorales que cada vez le van más en contra: justamente este jueves el estado todavía disputado de Arizona se ha decantado finalmente por Biden, de forma que el ya presidente electo obtiene 290 votos electorales, veinte más de los 270 que necesitaba para ser elegido presidente, ante los 217 que tiene Trump de momento.

El comunicado de los comités electorales es, de momento, el desmentido más claro y rotundo a las acusaciones de Donald Trump que llega desde un organismo de su propio gobierno. De hecho, según han explicado varias fuentes próximas a Reuters, el director de la Agencia de Ciberseguridad, Chris Krebs, está convencido de que será despedido en los próximos días. A pesar de estar en funciones hasta el 20 de enero, cuando será relevado por Biden, Trump insiste en no concederle la victoria y en los últimos días, de hecho, ha despedido a varios cargos de su gobierno y los ha reemplazado por personas que considera más fieles.

"A pesar de que sabemos que hay muchas denuncias infundadas y oportunidades de desinformación sobre el proceso de elecciones, podemos aseguraros que tenemos la máxima confianza en la seguridad y la integridad de nuestras elecciones, y vosotros también tendríais que tenerla. Cuando tengáis dudas, id a los oficiales electorales como voces de confianza dado que ellos administran las elecciones", dice el comunicado del Agencia de Ciberseguridad y los comités electorales gubernamentales.

Una desacreditación en toda regla de las teorías que Trump esparce este días a través de sus medios afines, que ahora son Newsmax, una cadena que ha pasado de 65.000 a 800.000 espectadores de media en los últimos días gracias a los retuits del presidente Trump. Es de los pocos medios que dan credibilidad a las teorías conspiratorias de Trump, que incluso ha arremetido en Twitter contra sus tradicionales aliados de la Fox, que ya han concedido la victoria a Biden.

Con todo, dentro de la Fox todavía tiene seguidores fieles, como el presentador Sean Hannity, que también aseguraba este jueves que la aplicación Dominion había cambiado miles de votos de Trump para Biden, a pesar de que solo aportaba como supuestas pruebas las acusaciones de oficiales del Partido Republicano y extractos de varios medios y expertos que denunciaban errores en la aplicación, pero en pasadas elecciones, no en las de 2020.

Esta madrugada, el expresidente Barack Obama denunciaba estas acusaciones como intentos de "deslegitimar" la democracia norteamericana , "y este es un camino peligroso", según ha dicho en una entrevista a la CBS. "Me preocupa más el hecho de que otros oficiales republicanos, que claramente tienen más conocimiento, se estén apuntando a ello", ha añadido, sobre los senadores republicanos que se han unido a las acusaciones de fraude de Trump.

Después de la proyección de Arizona, con sus 11 votos electorales para Biden, solo quedan por asignar los estados de Georgia, que tiende hacia Biden y que ha iniciado el recuento manual de todos los votos, y el de Carolina del Norte, que tiende a Trump. Pero aunque los dos pasaran a manos del actual presidente, no tendría todavía suficientes como para llegar a los 270 votos electorales que hacen falta para ganar la presidencia, y que Biden sí que ya hace días que consiguió.

Una semana después de que, el pasado sábado, se concediera la victoria a Biden, China finalmente ha reconocido al demócrata como presidente electo y ha mandado un mensaje de felicitación a Biden y su vicepresidenta, Kamala Harris. "Respetamos la elección del pueblo norteamericano. Extendemos nuestras felicitaciones al señor Biden y a la señora Harris", ha dicho este viernes el portavoz del ministerio de Exteriores, Wang Wenbin. Quedan todavía Moscú y Brasilia para admitir la derrota de Trump en las elecciones del 3 de noviembre.

El + vist

El + comentat