Una Europa en estado de sitio pone la máxima presión sobre la hostelería

La clase política se debate entre confinamientos cortos y duros y acciones menos contundentes

Europa continúa su lucha contra el coronavirus con medidas que afectan, básicamente, al sector de la hostelería, pero no exclusivamente, con la intención de evitar volver a los confinamientos generalizados de la primavera. Si el martes eran Holanda y Chequia los que anunciaban nuevas restricciones, que ya han entrado en vigor, este miércoles les ha tocado el turno a países como Portugal, pero también a regiones como Irlanda del Norte, que se ha avanzado al gobierno de Londres dictando una serie de medidas bastante pareciedas a las que ya afectan a la zona de Liverpool y también a Escocia y Bélgica desde la semana pasada. Y, con matices, las que ahora ha propuesto el gobierno de la Generalitat de Catalunya.

El continente, y el mundo, se debaten sobre la manera de hacer frente a una pandemia con recursos más bien limitados. Lo peor es que la alternativa a los confinamientos totales son los parciales, lo que los ingleses denominan circuit breaks, de dos o a lo sumo cuatro semanas, en que se prioriza mantener las escuelas abiertas y la máxima actividad económica en funcionamiento, incluso las tiendas, pero con la mencionada excepción de la hostelería, que se ve a sí misma como la que paga el pato del covid-19.

En cualquier caso, el debate sobre lo que se tiene que hacer es permanente. Y la prueba es lo que pasa en el Reino Unido. Mientras que Irlanda del Norte ha endurecido las restricciones para toda la provincia, el gobierno Johnson se resiste a hacerlo para toda Inglaterra, a pesar de que ya lo ha pedido, desde la tribuna del Parlamento, la jefa de la oposición laborista Keir Starmer. Incluso el primer ministro de Gales, Mark Drakeford, ha anunciado también hoy que impedirá a partir del viernes la entrada en el territorio a los ciudadanos del resto del Reino Unido que provengan de las zonas de más riesgo, como por ejemplo Liverpool. Una medida, sin embargo, que en la práctica es poco más que un anuncio, porque el gobierno de Cardiff no tiene competencias para imponer esta prohibición.

El contexto que vive el Reino Unido es de aumento generalizado de los contagios. En las últimas 24 horas se han diagnosticado 19.724, un 7,45% (2,45 puntos por encima de la recomendación) de índice de positivos en relación al número de tests hechos, en este caso 264.713.

En resumen, las principales novedades de la jornada son las siguientes:

Alemania

Los 5.132 nuevos casos de covid-19 registrados este miércoles son el dato más alto desde el 8 de abril. A pesar de que Alemania se mantiene como uno de los países europeos con menos contagios, con  54,6 casos por 100.000 habitantes durante los últimos catorce días (España se sitúa en 293,8), este miércoles la cancillera Angela Merkel y los presidentes de los gobiernos regionales han acordado el endurecimiento de medidas en las áreas con más incidencia. Así, los bares tendrán que cerrar a las 23 h, las reuniones podrán ser de un máximo de diez personas y las mascarillas, que hasta ahora solo eran obligatorias en el transporte público y en los comercios, se tendrán que llevar siempre que haya grandes concentraciones de personas. 

Portugal

El primer ministro, António Costa, ha declarado esta tarde un nuevo estado de emergencia a nivel nacional, puesto que las infecciones aumentan en un país que había contenido la primera oleada bastante bien. Bajo las nuevas restricciones introducidas, el uso de mascarillas al aire libre en espacios con mucha gente será obligatorio, previa aprobación del Parlamento. Se prohíben también las reuniones de más de cinco personas. Con todavía no 90.000 casos registrados desde el inicio de la pandemia, el acumulativo para pasados catorce días es de 140,2 por cada 100.000 habitantes, de acuerdo con el Centro  Europeo de Control y Prevención de Enfermedades Infecciosas. Este miércoles Lisboa ha informado de 2.027 nuevos contagios, una cifra que supera ampliamente la máxima figura hasta ahora contabilizada, 1.646, el pasado sábado.

Irlanda del Norte (Reino Unido)

Una de las zonas con más incidencia de covid-19 del Reino Unido (en ciudades como Derry, por encima de los 900 casos por cada 100.000 habitantes en las últimas dos semanas) entrará en un confinamiento parcial este viernes. Las escuelas cerrarán catorce días, del 17 al 30 de octubre, aprovechando, sin embargo, que la última semana del mes tiene lugar la habitual parada de las vacaciones de otoño. Pubs y restaurantes cerrarán cuatro semanas y solo se autorizan las entregas de comida para llevar. Además, las reuniones en domicilios particulares no podrán superar las diez personas de dos núcleos familiares. La prohibición de vender alcohol pasadas las ocho del anochecer es otra de las medidas tomadas.

Italia

La jornada de hoy ha registrado el máximo número de infecciones desde el inicio de la pandemia (7.332). La región de la Lombardia (1.844 contagios nuevos), seguida de la Campania, el Véneto y el Lacio, es la má afectada en este nuevo embate del virus. Walter Ricciardi, el máximo responsable científico del país, que asesora al gobierno de Giuseppe Conte, ha asegurado este miércoles que si el ritmo de crecimiento de contagios sigue igual, a principios de noviembre, si no antes, se podría llegar a los 16.000 al día. Hasta ahora Italia había mantenido la epidemia bajo control desde finales de mayo. Aún así, el número de casos acumulados por cada 100.000 habitantes y catorce días es, de momento, de 86,9.

Rusia

El país ha registrado el máximo número de casos en un día (14.231) por segunda jornada consecutiva (ayer, 13.868). Con todo, las autoridades consideran, de momento, que no hay que introducir nuevas medidas restrictivas más allá del cambio de la mayoría de clases, tanto para estudiantes de primaria y secundaria como para los universitarios, de sesiones presenciales a virtuales. 

En otro orden de cosas, Rusia también ha informado este miércoles de que ha registrado la segunda vacuna contra el coronavirus, de la cual la comunidad científica internacional sabe tan poca cosa como de la primera, que fue registrada por las autoridades sanitarias del país el 11 de agosto. Y, aún así, el presidente Vladímir Putin ha asegurado que hay un tercer prototipo que podría recibir la licencia también muy pronto. Ninguna de las dos vacunas ya autorizadas por Moscú ha superado, de momento, la prueba de una revisión independiente por parte de las habituales publicaciones científicas donde se acostumbran a difundir los datos de los preceptivos estudios de eficacia y seguridad.

Rumanía

Más de dos tercios de los 164.477 casos confirmados se han registrado desde finales de julio, según informa Associated Press. El aumento de las nuevas infecciones (180 por 100.000 habitantes los últimos catorce días) llega cuando las autoridades de Bucarest tienen que considerar la reapertura parcial de cines, teatros y restaurantes. A principios de octubre las autoridades sanitarias ordenaron la parada de la actividad de todos los restaurantes interiores, teatros, cines, salas de juegos de azar y de danza. Si finalmente se aprueban las recomendaciones, estos locales volverán a la actividad a partir de mañana, si bien con capacidad reducida, y siempre en función del número de casos registrados en sus zonas.

El + vist

El + comentat