Alemania cierra bares, gimnasios y teatros durante un mes para frenar el aumento de contagios

Merkel y los lands pactan ayudas a las empresas afectadas por valor de 10.000 millones de euros

El cierre de bares y restaurantes llega también a Alemania. La cancillera Angela Merkel y los presidentes de los dieciséis estados federados han acordado este miércoles nuevas medidas orientadas a contener la expansión del covid-19 en el país. Entre estas está el cierre de los establecimientos dedicados a la hostelería, pero también los teatros, cines y salas de conciertos. Las medidas se empezarán a aplicar el lunes en todo el territorio y se mantendrán en vigor, como mínimo, hasta el final de noviembre. 

"Es una situación muy seria. Tenemos que actuar, y lo tenemos que hacer ahora si queremos evitar una emergencia sanitaria nacional", ha afirmado Merkel en rueda de prensa después del encuentro virtual con los líderes regionales. La cancillera ha recordado que en una semana el número de nuevos contagios se ha duplicado y que actualmente es imposible rastrear el origen del 75% de las nuevas infecciones detectadas. Según las cifras oficiales de Robert Koch Institut, este martes se registraron  14.940 contagios, la cifra más alta desde el principio de la pandemia. La incidencia acumulada de la última semana se sitúa en 99,1 casos por cada 100.000 habitantes en todo el país, mientras que hacía quince días era de 31,7.

Entre los locales que tendrán que estar cerrados durante las próximas cuatro semanas también están las discotecas, los salones de cosmética y de masajes, los gimnasios y las piscinas y las instalaciones deportivas. El deporte amateur (excepto si se puede practicar individualmente) queda prohibido, y las competiciones profesionales se pueden mantener pero sin público. Esto supone un cambio importante en competiciones como por ejemplo la Bundesliga de fútbol, porque desde el comienzo de temporada se permitía que hubiera un máximo de 10.000 aficionados en los estadios.

A diferencia de lo que pasó en la primavera, de momento quedan al margen del cierre los centros escolares y los comercios (a pesar de que, en este caso, con limitaciones de aforo). Otra de las medidas que se ha aprobado es la limitación de los encuentros al aire libre a diez personas y que, además, solo podrán residir en dos viviendas diferentes. También se pide cancelar todos los viajes "no esenciales" y solo se permitirá dormir en hoteles por viajes de negocios que sean imprescindibles, y no para hacer turismo. 

Ayudas a los afectados

El acuerdo logrado este miércoles entre el gobierno federal y los lands incluye también destinar una partida de 10.000 millones de euros a compensar a las empresas afectadas por el cierre obligatorio. Merkel ha detallado que en el caso de los negocios de hasta 50 trabajadores, se les abonará el 75% de los ingresos que obtuvieron en noviembre del año pasado. 

La cancillera ha reconocido que las medidas adoptadas son "muy duras", y ha añadido: "Hoy es un día muy duro también para nosotros, los políticos". "Nuestro sistema de salud puede gestionar las cifras actuales, pero llegaremos al máximo de capacidad en las próximas semanas si se mantiene esta tendencia", ha argumentado, y ha asegurado que las medidas aprobadas tienen como objetivo "limitar el impacto económico" y "mantener abiertas las escuelas y las guarderías". 

El + vist

El + comentat