PANDÈMIA

En Francia los restaurantes no abrirán hasta enero

Nuevo discurso televisado de Emmanuel Macron y nuevas directrices para la ciudadanía francesa para continuar haciendo frente a la expansión de la pandemia. El país galo saldrá de manera lenta y progresiva del actual segundo confinamiento -los restaurantes o los gimnasios no volverán a abrir hasta el 20 de enero- y, mientras tanto, se iniciará entre diciembre y enero una campaña de vacunación “rápida y masiva”. Así lo explicó ayer el presidente francés, que presentó un plan detallado para reabrir el país una vez se dé por superada la segunda oleada, que, como en toda Europa, ha golpeado con fuerza a Francia.

El proceso de reactivación, pues, empezará este mismo sábado y se alargará, como mínimo, hasta el 20 de enero. Durante todo este tiempo habrá un gran condicionante: que los hospitales del país no se saturen. “Tenemos que evitar sí o sí una tercera oleada y un tercer confinamiento”, insistió Macron.

El sábado se volverá a abrir el comercio no esencial, como tiendas de ropa o librerías. La reapertura de estos establecimientos irá acompañada de un protocolo muy estricto: un cliente por cada ocho metros cuadrados. También se volverán a permitir las ceremonias religiosas con una limitación de 30 asistentes, y los desplazamientos internos se ampliarán a 20 km y durante tres horas. Ahora están limitados a un kilómetro y a una hora. Para desplazarse se continuará necesitando justificante.

La segunda etapa llegará a partir del 15 de diciembre, cuando se eliminarán las restricciones en los desplazamientos para que los ciudadanos puedan viajar por las celebraciones de Navidad. habrá toque de queda -de las 21 a las 7 h- salvo las noches del 24 y el 31 de diciembre. También levantarán la persiana los cines, los teatros y los museos. Y finalmente, y si la situación está bajo control -es decir, los casos diarios se sitúan alrededor de 5.000 y en las UCI no se superan los 3.000 enfermos-, será el 20 de enero cuando llegará la tercera etapa y se permitirá la apertura de restaurantes y gimnasios. Macron, sin embargo, no detalló qué pasaría con los bares. Con 1,2 millones de contagios y más de 50.000 muertos confirmadas por covid-19, Francia es uno de los países del mundo más martirizados por la pandemia. Ayer se notificaron 9.155 nuevos contagios y 458 muertos.

Vacunas para todo el mundo

Mientras tanto, la vacunación empezará una vez las autoridades sanitarias den la autorización final -“se prevé que sea a finales de diciembre o a principios de enero”, recalcó el mandatario- y se priorizará el personal de riesgo. “Primero se vacunarán los más frágiles, especialmente las personas más grandes”, apuntó el presidente de la República, que quiso dejar claro que no hará “que la vacunación sea obligatoria”. Una advertencia especialmente importante en un país donde cerca de la mitad de la población dice que no quiere vacunarse contra el covid-19.

En este sentido, sin embargo, el político nacido en Amiens recordó que “Francia se ha asegurado la cantidad de dosis suficiente para hacer una campaña rápida y masiva”. La intención es que las vacunas lleguen a toda la población.

El + vist

El + comentat