No hay "efecto llamada": las ONG en el mar no atraen más pateras

El número de migrantes que salen de Libia depende sobre todo de las condiciones meteorológicas

Uno de los reproches más frecuentes contra las ONG de rescate en el Mediterráneo es que actúan como un imán para atraer inmigrantes sin papeles. El gastado "efecto llamada" que esgrimen las autoridades ya se ha convertido en 'vox populi', con la lógica de que si las ONG no navegaran preparadas para el rescate, la gente no se arriesgaría a embarcarse en una patera. En la era de las 'fake news' es difícil desmontar falacias, pero los datos son contundentes: sencillamente no hay ninguna relación entre el número de pateras que se lanzan al mar y la presencia o no de barcos de rescate, ya sean de ONGs o de cuerpos oficiales.

Hace cinco años que el italiano Matteo Villa, investigador en migraciones del Instituto Italiano de Estudios de Política Internacional, estudia lo que ocurre en el Mediterráneo central. Desde enero compara los datos diariamente y ha desarrollado su propio modelo de análisis estadístico. "Lo que hemos descubierto es que haya o no barcos de ONGs en el mar, salen las mismas pateras", explica al ARA, mientras prepara la publicación de un trabajo que recoge el análisis.

Entre el 1 de enero y el 28 de agosto, los días que había barcos de rescate de ONGs salieron de Libia una media de 47 migrantes. Y los días que estos no estaban en el mar la media fue de 43, una diferencia que no es significativa estadísticamente. En total, en el mismo periodo, durante los días que no había embarcaciones humanitarias salieron de Libia 7.611 personas, mientras que cuando había barcos de rescate fueron 2.858. Hay que tener en cuenta que por culpa del bloqueo de los gobiernos, sobre todo en la época del ultraderechista Matteo Salvini como ministro del Interior en Italia, que es el periodo estudiado, sólo ha habido alguna embarcación humanitaria operativa en la zona de rescate en un total de 61 días.

No hay diferencia

"La conclusión es que el número de salidas no varía en función de la presencia o no de ONGs: estén o no, salen las mismas pateras. De hecho, lo que se debería esperar es que con ONGs tuviéramos bastantes más migrantes. No porque haya ningún efecto llamada, sino sólo porque se añade un punto más de observación que nos permite detectar más pateras que sin las ONG pasarían desapercibidas. Pero tampoco es el caso, lo que juega a favor de las ONG", explica el investigador. Para determinar cuántas pateras salen de Libia, en el estudio se suman tres fuentes: el número de personas que llegan a Italia y Malta, los que son capturados por los guardacostas libios y los que mueren o desaparecen en el camino, según los supervivientes.

El modelo de análisis desarrollado por el investigador recoge también otras variables, como la temperatura y la fuerza del viento. "Eso sí que tiene una incidencia muy clara: los días con buena mar y buen tiempo han salido entre 106 y 210 personas, mientras que los días en que había malas condiciones meteorológicas fueron entre 0 y 3". El dato encaja perfectamente con la experiencia de la gente de mar: los capitanes de los barcos de las ONG, como los pescadores o los guardacostas, saben perfectamente qué días habrá rescates sólo mirando la previsión meteorológica.

La conclusión es la misma si se estudian los datos de los últimos cinco años y no varía por el hecho de si las ONG han sido más o menos activas. En 2017 eran responsables del 45% de los rescates, mientras que este año el bloqueo político ha bajado el porcentaje al 8%. Y esto no ha hecho variar el número de salidas. Sí que han incidido, según el estudio de Villa, otros factores, como el papel de las milicias libias. "Si las milicias armadas cooperan con Italia y la UE, cae el número de pateras, y si no lo hacen, aumenta: esto es una constante en el tiempo", apunta el investigador.

"La conclusión es clara: las ONG no hacen que se vaya más gente. Si ahora están en el punto de mira de los gobiernos es por un interés político, para mantener la tensión. Sólo son cabezas de turco", concluye Villa, que publicará el estudio completo en los próximos meses.

Més continguts de

El + vist

El + comentat