ELECCIONS

Arizona muestra cómo la inmigración latina cambia el mapa político

La comunidad hispana, principal minoría de los Estados Unidos, se moviliza a favor de Joe Biden

Donald Trump ha despertado al “gigante dormido”, como se solía denominar la comunidad latina del estado de Arizona por su pasividad en periodo electoral. Este estado del sur de los EE.UU., de 7,2 millones de habitantes, se ganó la fama de racista en 2010 cuando aprobó la ley SB1070, que otorgaba facultades a los policías para pedir la documentación a quien consideraran que podía residir ilegalmente en el país. La medida recibió críticas porque implicaba sospechar de las personas en función del aspecto físico. Pero con la acción vino la reacción. A medida que la mano dura contra los que cruzaban irregularmente la frontera con México ganaba territorio -culminó en 2016, con la victoria de Trump-, la comunidad latina-mexicana de Arizona se puso las pilas para que todo el mundo se tomara seriamente su derecho a voto.

“No hay victoria sin el voto latino”, dice Alejandra Gómez, miembro de Lucha, una organización que se ha pasado una década recorriendo los barrios latinos de Phoenix, la capital de Arizona, haciendo lo que los partidos no se habían molestado en hacer: registrar votantes para que puedan participar en las elecciones. La acompañan trece jóvenes más del colectivo. Tienen entre 16 y 27 años y se preparan para una nueva jornada puerta a puerta para promover el voto para Biden.

La comunidad hispana de este estado puede volver a llevar a un demócrata a la Casa Blanca. No lo hace desde 1996, con Bill Clinton. Tres de cada diez ciudadanos de Arizona son hispanos, y, de estos, el 90% tienen raíces mexicana. Arizona es un reflejo de cómo la inmigración está cambiando Washington. Este 2020, un récord de 32 millones de hispanos tienen derecho a voto, el grupo étnico minoritario más numeroso, por encima del afroamericano.

“¿Qué les respondemos si nos dicen que su voto no cuenta?”, pregunta Aaron García, un luchador, mientras prepara al resto de los colegas para las visitas domiciliarias. “Que cada voto cuenta”, responde una chica de piel morena, cabellos rizados y uñas postizas con fantasmas pintados con ocasión de Halloween. Minutos después suben a las camionetas pickup y empiezan un recorrido por los barrios donde en 2016 hubo poca participación.

“Dice que tenemos la mejor economía que hayamos visto nunca -comenta Aaron al ARA, refiriéndose a Trump-. ¿De verdad? ¿Tú crees que esta es la mejor economía que se haya visto nunca?” Aaron está parado en una intersección en la que, en un lado de la calle, las casas tienen jardines con flores y, en la otra, patios de arena. La gestión de la pandemia es la principal preocupación de los votantes latinos, según las encuestas, seguida de la economía y la inmigración.

Otro luchador, Gelasio Palominos, no votará este martes porque es un sinpapeles. Llegó a los EE.UU. con sus padres cuando tenía pocos meses. Ahora tiene 22 años y necesita los papeles. No quiere que su padre siga trabajando, porque es mayor y el chico sufre por si a su edad se contagia. El 45% de los casos de covid-19 de Arizona se dan en la comunidad latina.

Sin papeles y sin voto

Lucha reunió un fondo de 1,4 millones de euros para ayudar a las familias con miembros indocumentados, que no tenían derecho a recibir subsidios públicos para paliar los efectos de la pandemia. “No puedo aceptar los trabajos que quiero y paso de estudiar. ¿Para qué gastarme el dinero, si después no podré trabajar?”, comenta, mezclando inglés y castellano, mientras espera que sus compañeros acaben de repartir carteles de “Biden-Harris” y pegatinas de “He votado” con el logo de la organización, una máscara de la lucha libre mexicana.

Las encuestas dan entre 2 y 8 puntos de ventaja a Biden en Arizona. Pero también hay votantes de Trump de raíz mexicana. No están tan organizados como los demócratas, pero todos están de acuerdo en que los partidos han ignorado a la comunidad latina. Latinos Republicanos busca aumentar el número de candidatos hispanos en el partido de Trump. La ideología del colectivo se resume con el lema “Ley y orden”: “Que hagan cola en la embajada de los Estados Unidos para conseguir el visado para venir”, dice su líder, Reymundo Torres, en relación a los mexicanos que emigran sin papeles. No puede referirse a la inmigración ilegal sin acabar hablando de delincuencia. “Mi padre solía ir a cazar cerca de la frontera. Ya no lo puede hacer porque se juega la vida. Hay señales que alertan de la presencia de narcotraficantes y coyotes [traficantes]”, asegura.

Latinos Republicanos celebra la construcción del muro. Lucha quiere una amnistía que regularice a todos los sinpapeles. Los primeros hablan de choque cultural al ver en los supermercados letreros en inglés y castellano; los segundos celebran la diversidad. Pero todos están de acuerdo en tres cosas: un choque cultural impide la convivencia en los Estados Unidos, estas elecciones son decisivas y por culpa de su voto han perdido amistades.

El + vist

El + comentat