La UE debate la creación de institutos europeos para formar imanes

Macron reclama reforzar las fronteras europeas como respuesta conjunta a lo amenaza yihadista

Los atentados yihadistas recientes en París, Niza y Viena han puesto sobre la agenda de los líderes europeos la necesidad de actuar para prevenir el terrorismo yihadista. Parte de la responsabilidad la tiene el presidente francés, Emmanuel Macron, siempre uno de los motores de la política de la Unión Europea y que, después de los atentados de Niza, ha endurecido el discurso y la reacción. Macron reclama una "respuesta europea común" y, de momento, ha conseguido que los embajadores europeos estén discutiendo una declaración conjunta para la reunión de ministros del Interior de este viernes y que el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, acoja algunas de sus propuestas, como por ejemplo la de crear un instituto europeo para la formación de imanes. 

Lo que está claro es que el debate ya es europeo. Este martes, Michel se ha reunido con la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen; la cancillera Alemania, Angela Merkel; el canciller austríaco, Sebastian Kurz; el primer ministro neerlandés, Mark Rutte, y el mismo Macron en una videoconferencia para mostrar solidaridad europea con los atentados yihadistas en territorio francés y austríaco. En este encuentro, Michel ha repetido la propuesta que ya dejó caer el lunes de crear un instituto europeo para la formación de imanes para actuar contra la radicalización. 

De hecho, Alemania ha anunciado este martes que limitará la presencia de imanes turcos en las mezquitas de su territorio y que los formará para parar la radicalización de los jóvenes. Lo ha anunciado el ministro del Interior, el conservador Horst Seehofer, en paralelo a la conferencia a la cual asistía la cancillera. La formación de imanes en Alemania, según ha explicado Seehofer, empezará el año que viene a Osnabrück con la intención de extender la práctica al resto del país. "Si Europa tiene que reconocerse como patria para los musulmanes, hay que evitar influencias e injerencias de corrientes radicales externas", ha dicho, en referencia a la necesidad también de cooperar con otros países europeos. 

Fronteras, inmigración y terrorismo

"La amenaza del terrorismo radical pesa sobre todos los europeos", ha dicho Macron, inaugurando la rueda de prensa. Pero las exigencias de Macron a nivel europeo no pasan solo por una mayor cooperación en términos de seguridad, compartición de datos o coordinación policial. Macron ha relacionado directamente el endurecimiento de las fronteras externas de la Unión y la inmigración ilegal con la amenaza terrorista islamista. "Hacer frente a la inmigración ilegal es diferente que el terrorismo, pero tenemos que ver la relación entre las dos", ha afirmado el líder francés. 

Por eso ha defendido que hay que abordar la reforma de Schengen y "asegurar las fronteras externas", sin dejar de recordar que en el atentado reciente en Niza fue un islamista de Túnez, llegado a Europa de manera "ilegal" pasando por Italia, quién asesinó a tres personas en la iglesia de la ciudad. 

Merkel ha apoyado en gran medida a todas las propuestas de Macron: "Es imperativo saber quién entra en el espacio Schengen, pero también quién lo abandona", ha afirmado. En su caso, sin embargo, ha pedido actuar con celeridad "dentro de los límites constitucionales" y, eso sí, ha reiterado que la formación europea de los imanes "es muy importante". Sus discursos casan con el del canciller austríaco, el ultraconservador Sebastian Kurz: "Si no protegemos las fronteras exteriores, es la Europa sin fronteras interiores la que corre peligro". 

El + vist

El + comentat