Indignación en Quebec por la muerte de una mujer indígena en el hospital cuando dos enfermeras se burlaban de ella

Joyce Echaquan, de 37 años y madre de siete hijos, transmitió su agonía en un Facebook Live

El vídeo que grabó una mujer indígena en un hospital de Quebec poco antes de morir ha puesto sobre la mesa un problema de racismo sistémico en Canadá. Joyce Echaquan, una mujer de Atikamekw de 37 años y madre de siete hijos, ingresó el sábado en el Hospital de Lanaudière, en la ciudad de Joliette, quejándose de un dolor de estómago recurrente y advirtiendo de que tenía problemas cardíacos. Dos días más tarde emitió a través de Facebook Live un vídeo de siete minutos en el que aparece atada y pidiendo: "Venid a buscarme, me están drogando", mientras algunas enfermeras se burlaban de ella. El lunes murió. 

En el vídeo se ve a la mujer gritando y dándose golpes y se oye cómo un rato después dos enfermeras entran en la habitación y le dicen: "Eres imbécil", "¿Estás haciendo teatro?", "Has tomado malas decisiones, qué pensarán tus hijos si te ven así" o "Solo sirve para follar". 

Líderes indígenas han denunciado que la muerte de la mujer es un ejemplo del racismo estructural en el país. "La discriminación contra la gente de las naciones indígenas continúa en el sistema sanitario, y esto se tiene que acabar", dijo Perry Bellegarde, jefe de la Asamblea de Naciones Indígenas. 

El ministro canadiense de Servicios para los Indígenas, Marc Miller, reaccionó el martes asegurando que la muerte de la mujer "muestra la peor cara del racismo" y que "no se trata de un hecho aislado" en Canadá. El primer ministro de Quebec, François Legault, ha condenado los hechos y ha dicho que una de las enfermeras ha sido despedida, pero ha rechazado que haya un problema general: "No creo que se trate así a la gente de las naciones indígenas en nuestros hospitales". 

Indígenas maltratadas en el hospital

Hace un año una comisión de investigación hizo público el  Informe Viens, un documento de 488 páginas que concluye que es "imposible negar" que los indígenas de Quebec sufren una "discriminación sistémica" en el acceso a los servicios públicos, incluida la salud. El informe se hizo con 1.200 testigos que denunciaron ser víctimas de abusos. Los líderes indígenas han denunciado que las recomendaciones recogidas en el informe no se han cumplido. 

El caso ha hecho surgir muchas denuncias de mujeres indígenas en Quebec que han sufrido experiencias traumáticas en el mismo hospital o en otros del servicio público. "Nunca más volveré al Hospital de Joliette", ha explicado a Radio Canada Samantha Jacob, de la misma comunidad, a quien, sin avisarla, le administraron morfina por un dolor de artrosi cuando en su historial clínico figuraba que era alérgica.

"Me parece que no puedo expresar lo que siento cuando veo el vídeo de los últimos momentos de Joyce Echaquan" –ha tuiteado Frances Elisabeth Moore, una activista de Ontario–. "A veces pido a alguien que me acompañe al hospital porque no me siento segura. No es nada nuevo. No es que no se hable sobre ello. Es que no habéis escuchado. Espero que de la heroica acción de la Joyce salga alguna reforma seria. Descansa en paz, hermana". 

El + vist

El + comentat