Los cinco miembros de una familia curda se ahogan en el canal de la Mancha

La embarcación, en la que navegaban 22 migrantes, volcó debido al fuerte viento y las olas

Cinco integrantes de una misma familia de migrantes curdos han muerto ahogados en las aguas del canal de la Mancha mientras intentaban cruzarlo a primera hora del martes desde las costas de Francia hasta el Reino Unido. Los cinco miembros de esta familia, originaria de la ciudad de Sardasht, en Irán, están entre las siete personas que se teme que hayan perdido la vida en el peor desastre de estas características en la zona, que también por primera vez implica la muerte de niños.

Según varios medios de información curdos, los muertos son Rasoul Irannazhad, el padre, un trabajador de la construcción de 35 años; Shewa Mohammed Panahi, la madre, de 25 años, y los tres hijos de la pareja: Anita, Armen y Artin, de 9 y 6 años y 15 meses respectivamente. 

Los Irannazhad habían llegado a Italia desde Turquía en barco antes de acabar en Francia después de pedir dinero prestado a otros miembros de la familia para pagar el viaje, según han relatado unos parientes a los mismos medios curdos, citados por diferentes diarios británicos en sus ediciones en línea.

Las autoridades francesas, que han abandonado toda esperanza de encontrar a más supervivientes, habían asegurado ayer martes que cuatro personas, incluidos dos niños pequeños, habían muerto cuando la embarcación en la que navegaban se hundió ante las costas de Dunkerque. Una docena más de migrantes que viajaban fueron trasladados a un hospital, donde todavía ahora se recuperan.

La embarcación volcó después de zarpar en condiciones de fuerte viento en el canal de la Mancha y con temperaturas del agua muy bajas. Un barco salvavidas, otro militar de la Marina francesa, otro del servicio de aduanas, un pesquero y un helicóptero de la policía belga participaron en la operación de búsqueda y rescate.

Alain Ledaguenel, el responsable del servicio de guardacostas francés (SNSM en las siglas en francés) en Dunkerque, ha dicho que, considerando la altura de las olas, el viento y la temperatura del agua, la embarcación en la que iban los migrantes era una trampa mortal: "Estaba sobrecargada y seguramente volcó porque una ola la golpeó de lado".

Varias organizaciones humanitarias, entre otras Save The Children, han denunciado el actual sistema de solicitud de asilo y han pedido un plan conjunto de Londres y París para garantizar la seguridad de las familias vulnerables antes de que "el canal de la Mancha se convierta en un cementerio para niños".

El + vist

El + comentat