"¡He perdido a mi bebé!": el grito de una madre desesperada durante el rescate de Open Arms

El niño, de seis meses, pudo ser rescatado del mar pero murió poco después

"¡He perdido a mi bebé! ¡He perdido a mi bebé!" Era el grito desesperado de una mujer que se encontraba entre las 111 personas que este miércoles fueron rescatadas del mar por los equipos de salvamento de la ONG catalana Open Arms. La madre ya había podido salir del agua y estaba a bordo de una lancha hinchable de la entidad pero en medio del caos del naufragio había perdido a su hijo, de seis meses. Los dos, y un centenar de personas más, intentaban llegar a Europa a bordo de una patera que naufragó en el Mediterráneo central. 

Open Arms rescata 111 migrantes de un naufragio en el que han muerto seis personas

El niño pudo ser rescatado del mar pero su estado era muy grave: tenía una parada cardiorrespiratoria y, a pesar de los esfuerzos de los voluntarios de Open Arms para reanimarlo, acabó muriendo. Había nacido en Guinea y se llamaba Joseph. Fue una de las seis víctimas mortales del naufragio, un nuevo episodio de la tragedia que hace años que se vive en el Mediterráneo. Según la Organización Internacional de las Migraciones (OIM), desde 2014 más de 20.000 personas han perdido la vida intentando llegar a Europa por mar. 

"Este es el vídeo de un instante que no quieres ver, ni vivir, ni sufrir. Pero ella lo vio, lo vivió y lo sufrirá el resto de la vida. Qué menos que verlo para poder sentir un pedazo muy pequeño de su dolor y para comprender que hemos hecho del Mediterráneo un puto infierno", tuiteó Oriol Canals, uno de los voluntarios de Open Arms.

Más de 250 personas rescatadas en dos días

El barco de salvamento de la ONG hizo este miércoles dos rescates. Después de salvar a 111 personas en el naufragio en el que murieron Joseph y cinco personas más, el  Open Arms rescató a las 64 personas que iban a bordo de una patera a la deriva en otro lugar del Mediterráneo central. Además, el día antes había salvado a 88 migrantes más. Seis personas que se encontraban en estado grave fueron evacuadas de urgencia en un helicóptero de la guardia costera italiana, pero, como recuerda la entidad, a bordo del barco todavía hay 257 personas vivas que esperan poder desembarcar en un puerto seguro, además de cinco cadáveres. 

Como remarca Open Arms, estas cifras recuerdan que "el Mediterráneo es la frontera más mortífera del planeta".

El + vist

El + comentat