El magistrado Martínez Arrieta, ponente en la sala del 'Fernándezgate'

¿Qué pasó entre el 1 de septiembre, fecha de presentación de la querella por el letrado Xavier Melero, y el 28 de noviembre, fecha en la que Maza cesó como magistrado de la Sala Segunda?

El magistrado Andrés Martínez Arrieta ha sustituido a José Manuel Maza en la sala de admisión de la Sala Segunda del Tribunal Supremo en la querella criminal del ex alcalde de Barcelona, Xavier Trías y Convergencia Democrática de Cataluña (CDC) contra el ex ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, y el ex director de la Oficina Antifraude, Daniel de Alfonso, por prevaricación, revelación de secretos y malversación, según ha confirmado ARA. Martínez Arrieta también será ponente.

En una providencia del Supremo, de fecha 28 de noviembre, se señala que “habiendo sido nombrado Fiscal General del Estado José Manuel Maza (decreto de 25 de noviembre, BOE 26-11-2016) pasa a formar parte de la misma, en sustitución, el magistrado Andrés Martínez Arrieta, que también ostentará la ponencia”.

La resolución deja constancia de que se ha acreditado la condición de diputado de Fernández Díaz y añade: “Pasen las actuaciones al magistrado ponente Martínez Arrieta para que proponga a la sala la resolución que  corresponda”. La providencia ha sido acordada por Manuel Marchena, presidente de la Sala Segunda y de la sala de admisión que va a resolver: Andrés Martínez Arrieta; Miguel Colmenero; Andrés Palomo y Ana Ferrer. La firma Marchena.

¿Qué pasó entre el 1 de septiembre, fecha de presentación de la querella por el letrado Xavier Melero, y el 28 de noviembre, fecha en la que Maza cesó como magistrado de la Sala Segunda?

El 9 de septiembre, la sala de admisión nombró ponente a Maza y solicitó informe del fiscal. El fiscal jefe, Antolín Herrero, remitió unas semanas después su dictamen, en el que despachaba en pocas líneas uno de los mayores escándalos del Gobierno de Rajoy: las conversaciones mantenidas por Fernández Díaz y De Alfonso el 2 y el 16 de octubre de 2014, en las que urdieron un plan de filtración de informaciones para dañar la imagen de dirigentes soberanistas catalanes.

Lo que fue una conspiración en toda regla en la sede del Ministerio del Interior –según se puede escuchar en las grabaciones difundidas durante la campaña electoral del 26-J–, que luego se puso en práctica con filtraciones a medios de comunicación -como la falsa cuenta en Suiza atribuida a Trías-, según Herrero entraba dentro de las “competencias” de ambos altos cargos. Es decir, “intercambiaban información”. Por tanto, Herrero pedía desestimar la querella.

Pero la sala, que celebró reuniones, no asumió, según ha sabido el ARA, el informe del fiscal jefe. La investidura de Rajoy, la posterior formación del gobierno, y la “guinda” -la propuesta sobrevenida de nombrar a Maza fiscal general, en lugar de renovar a Consuelo Madrigal, a quien el ministro de Justicia, Rafael Catalá, se lo había confirmado días antes- llevaron al presidente de la sala, Marchena, a postergar la resolución sobre la querella.

Martínez Arrieta, que siempre ha sido considerado un magistrado del sector progresista, tiene ahora que hacer su propuesta. ¿Investigar o salvar al soldado de Rajoy, el ex ministro Fernández Díaz?

El + vist

El + comentat