Cinema

'Fragmentos de una mujer', el drama de Netflix que visibiliza el tabú del duelo perinatal

Galardonada en Venecia, Vanessa Kirby interpreta de forma penetrante a una madre que ve morir a su bebé

'Fragmentos de una mujer'

(3,5 estrellas)

Dirección: Kornél Mundruczó. Guion: Kata Wéber a partir de su obra. 126 min. Canadá, Hungría y Estados Unidos (2020). Con Vanessa Kirby, Shia LaBeouf y Ellen Burstyn. Disponible en Netflix a partir del 7 de enero

El arranque de Fragmentos de una mujer no puede ser más intenso. A lo largo de casi veinticinco minutos, el director Kornél Mundruczó sigue prácticamente en streaming todo el proceso del parto en casa de la protagonista, Martha (Vanessa Kirby), acompañada de su pareja Sean (Shia LaBeouf) y la comadrona (Molly Parker). A la manera de ciertos dramas íntimos del cine independiente, Mundruczó mantiene la cámara al lado de los personajes para sumergirnos en todo aquello de emotivo, de tenso, pero también de incómodamente fisiológico que implica este acontecimiento único. Hasta que pasa lo peor que podía pasar.

Primera producción norteamericana de un cineasta húngaro catapultado al panorama internacional por el Festival de Canes, Mundruczó adapta aquí la pieza dramática homónima de la escritora Kata Wéber que él mismo había dirigido en el teatro. Con el peso del segmento inicial sobrevolando sobre el resto, Fragmentos de una mujer despliega la poco visibilizada experiencia del duelo perinatal a través del periplo íntimo, familiar y judicial de Martha. El film no es excelente como drama de pareja, por las derivas previsibles y por un Shia LaBeouf que reincide en su rol habitual, ya un poco cargante, de personaje intenso e indómito; mientras que Ellen Burstyn está a punto de quedarse en el arquetipo de madre dominante hasta que le conceden un monólogo para introducir un matiz suficientemente complejo sobre el legado del Holocausto: es una superviviente que parece no entender que otros no se puedan aferrar a la vida como lo hizo ella. También se apunta en la subtrama judicial al debate sobre parir en casa, pero el film prefiere no sentenciar sobre la cuestión y centrarse en el proceso de reconciliación de la protagonista con ella misma. Y es cuando gravita solo alrededor de Vanessa Kirby, la princesa Margarita de The Crown, que aquí confirma un talento deslumbrante, cuando la película cobra más fuerza.

El + vist

El + comentat