‘Juego de tronos’ en 10 escenas memorables

La saga de George R.R. Martin llega al final y repasamos algunos de sus mejores momentos

73 episodios y más de 70 horas de metraje con escenas que han conseguido generar fanatismo, admiración, escalofríos y algunas lágrimas. ‘Juego de tronos’ se ha acabado y en el equipo de Media del ARA escogemos algunas de las escenas que han hecho que la serie forme parte de la historia de la televisión. 10 escenas con muertos, batallas, fuego y hielo. ¿Cuál es vuestra preferida?

  • Bran arrojado desde la torre (temporada 1, capítulo 1)

    ¡Cuántas cosas se hacen por amor! La agilidad sólo le duró un capítulo a Bran Stark. Su afición a las alturas y su curiosidad de explorador de 10 años le impiden hacer caso de los consejos de su madre y acaba en el lugar inadecuado en el momento más inadecuado: la torre donde los gemelos Lannister consuman, una vez más, su relación incestuosa. Cersei y Jaime Lannister son conscientes de que si Bran abre la boca todo el mundo sabrá que el heredero al Trono de Hierro –Joffrey– no es más que un bastardo nacido de una relación que no pasa los filtros de la moralidad. Por eso Jaime, que es capaz de cualquier cosa para defender a su pequeña familia, decide acabar con el problema de cuajo y arrojar a Bran desde la torre. 
  • La decapitación de Ned Stark (temporada 1, capítulo 9)

    Es el primer gran shock de la serie, la primera pista de que George R. R. Martin no garantiza la supervivencia a nadie en ‘Juego de tronos’. Ned Stark era un hombre justo, noble y honrado. Precisamente estos principios son los que hacen que la Mano del Rey acabe acusado de traición. Sansa convence a su padre de aceptarlo públicamente confiando en la promesa de clemencia de Jeoffrey. Para estupefacción suya y de Cersei, que no acaba de creerse la malicia de su hijo, Jeoffrey demuestra que desconoce la piedad y que no tiene ninguna intención de cumplir su palabra. Así, Ned Stark, después de confesar un crimen que no ha cometido, es decapitado ante sus hijas Sansa y Arya. George R. R. Martin rompe todos los esquemas y sorprende a los espectadores cargándose al que estaba destinado a ser protagonista.
  • La boda roja (temporada 3, episodio 9)

    Las bodas nunca más volverán a ser lugares felices. Una parte importante de la familia Stark –Robb, su mujer Talisa, y su madre Catelyn– es asesinada por Walter Frey y sus vasallos en un giro de guión que cogió por sorpresa a los espectadores e hizo saltar más de una lágrima, sobre todo a algunos de los actores que protagonizaron la escena, como Oona Chaplin. La boda es una auténtica carnicería: Robb Stark i Talisa, embarazada, son apuñalados, y Catelyn, degollada después de llorar amargamente la muerte de su hijo mayor. La sangre tiñe de rojo la estirpe de los Stark.
  • El camino de la expiación (temporada 5, episodio 10)

    Cersei Lannister vive su peor momento anímicamente. Su hijo Tommen ha resultado un rey débil y ha confiado todo su poder a los píos y austeros gorriones de la fe. La reina madre, que es uno de los personajes más orgullosos, ha sido aprisionada por la vida pecaminosa que ha llevado y la única vía para poder volver al palacio y conseguir la absolución del gorrión supremo es confesar públicamente todos sus pecados carnales. Desprovista de todo apoyo y vestimenta, es humillada en las calles de Desembarco del Rey.

  • La resurrección de Jon Nieve (temporada 6, episodio 2)

    Con la debilidad de George R. R. Martin para matar a los protagonistas de la serie, parecía que la defunción de Jon Nieve estaba cantada. Sorprendentemente, sin embargo, en este caso no fue así. Sí, Jon Nieve muere, pero sólo momentáneamente, ya que gracias a las artes de Melisandre y el Dios de la Luz el bastardo Stark vuelve a la vida y puede seguir siendo un claro aspirante a ocupar el Trono de Hierro (aunque a él todavía le queda mucho para saber que es el rey legítimo).
  • La muerte de Ramsay Bolton (temporada 6, episodio 9)

    Todos los hombres deben morir, pero algunos se lo merecen más que otros. Ramsay Bolton pertenece a esta última categoría. Los seguidores de la serie contaban los días para ver el final del psicópata experto en torturas y humillaciones de todo tipo y llegó de manos de una de sus principales víctimas, Sansa Stark. La chica que sólo soñaba con ser princesa busca venganza contra el hombre con quién la obligaron a casarse (y que la ha violado y maltratado repetidamente). Atado en una silla, Bolton muere devorado por sus propios perros famélicos después de que Jon Nieve lo zurre y de que Sansa, que ha perdido toda la ramplonería, le haga un discurso con el que suelta todo su odio.
  • La Batalla de los Bastardos (temporada 6, episodio 9)

    Rickon Stark corriendo hacia Jon Nieve para conseguir la deseada supervivencia es una muestra más del sadismo de Ramsay Bolton, que ya ha decidido que lo matará mucho antes de dejarlo libre. La flecha que le clava (y que lo mata) es el pistoletazo de salida de la Batalla de los Bastardos, una de las más exitosas de la serie y el inicio del declive de Bolton. Mención especial para Sansa, que empieza a dar muestras de ser una de las piezas más inteligentes del juego de tronos cuando aparece inesperadamente en el campo de batalla acompañada de las fuerzas del Valle para salvar a Jon Nieve.
  • Incendio del Septo (temporada 6, episodio 10)

    Como el ave Fénix, Cersei renace de sus cenizas. Ha jurado vengarse de todas las humillaciones y decide seguir en la fortaleza roja en vez de comparecer en su propio juicio. La reina madre parece convertirse en una versión femenina del Rey Loco y hace volar con fuego Valyrio el Septo de Baelor, y acaba con los gorriones de la Fe, la familia Tyrell y también el último de sus hijos, ya que Tommen se suicida después de ver la catástrofe.
  • La muerte del Rey de la Noche (Temporada 8, episodio 3)

    Arya lo tiene muy claro: hoy no, hoy no será el día de su muerte. Cuando todo se da por perdido, Arya aparece de la nada y provoca una auténtica locura entre los aficionados de 'Juego de tronos' en el capítulo de la gran batalla de la última temporada. La guerrera Stark ha puesto en práctica todo lo que ha aprendido y sorprende haciendo un veloz cambio de manos de su daga que acaba con la vida de la principal amenaza del Norte. El Rey de la Noche se fragmenta en mil trozos cuando Arya le clava el puñal de acero Valyrio que el mismo Bran le había dado. Así, los pronósticos de Melisandre se cumplen y cierra definitivamente los ojos azules. El gran quebradero de cabeza de las últimas temporadas ha terminado y el contador de muertos se detiene, temporalmente.
  • Daenerys Targaryen destruye Desembarco del Rey (temporada 8 episodio 5)   

    La octava temporada ha sido el descenso a los infiernos de Khalessi. Después de mostrarla como la heredera más justa del Trono de Hierro y alzarla como esperanza de los oprimidos, Daenerys Targaryen ha visto cómo la obsesión para recuperar el poder que su familia perdió la obligaba a tomar decisiones drásticas e, incluso, inmorales. La Madre de los Dragones no muestra compasión con los habitantes de Desembarco del Rey y decide arrasar la ciudad quemándola. Daenerys quiere dejarle claro a Cersei que ella no se encoge ante nadie, pero su decisión hará que sus colaboradores más estrechos pierdan la confianza en ella.

Més continguts de