'Nasdrovia', comedia con acento ruso sobre la crisis de los 40

Leonor Watling y Hugo Silva interpretan a un exmatrimonio que acaba enredado con la mafia

Son estirados y esnobs y tienen un pie en la crisis de los 40. Edurne (Leonor Watling) y Julián (Hugo Silva), abogados y expareja, deciden cambiar de vida cuando conocen a Franky (Luis Bermejo), un excepcional cocinero especializado en cocina rusa que pasa por un mal momento. Con él montarán un restaurante que se acaba convirtiendo en el lugar de encuentro preferido de la mafia rusa y esto hará que su hasta ahora aburrida vida pase a ser un thriller delirante. Este es el punto de partida de Nasdrovia, una comedia producida por Globomedia (The Mediapro Studio) que se estrena este viernes en Movistar++. 

"Lo que me gusta de los personajes es que no son buenas personas", explica Leonor Watling de Edurne, una mujer que lleva años defendiendo a criminales a cambio de unos buenos honorarios que le permiten llevar una vida de lujo. La actriz celebra el tono arriesgado de Nasdrovia, uno de los elementos que hizo que se interesara por la producción hace ahora dos años, cuando le mandaron una primera versión. "Pensé que era tan buena que nadie se atrevería a hacerla", confiesa la actriz, que añade que su miedo era que intentaran simplificar la propuesta. "Es una comedia, pero es muchas más cosas", remarca. 

Para Hugo Silva, la pareja principal comparten el miedo a la soledad, pero también a los cambios, a pesar de que se sienten insatisfechos. "Son dos personajes que necesitan pasar de pantalla", explica el actor, forjado en series como Los hombres de Paco y El ministerio del tiempo. El cambio de vida que necesitan, pero no se atreven a llevar a cabo, llega de manera forzada por su contacto con la mafia rusa y las situaciones extremas a las cuales se enfrentarán. "La comedia está en el sufrimiento del personaje", detalla el actor. 

Rotura de la cuarta pared

Al estilo de Fleabag, una de las características de Nasdrovia, que tiene seis capítulos de 30 minutos, es la constante ruptura de la cuarta pared por parte de Edurne, que se dirige a menudo a los espectadores. En la novela que sirvió de inspiración para la serie, El hombre que odiaba a Paulo Coelho, de Sergio Sarria, la voz del narrador era la de Julián. El protagonismo femenino fue idea de los productores ejecutivos de Movistar+, que estaban cansados de recibir propuestas en el que el foco siempre estaba sobre un hombre. Según explican los creadores de la serie –Sergio Sarria, Miguel Esteban y Luismi Pérez–, una protagonista femenina divertida y con carácter "ayudaba a contrarrestar el universo testosterónico de la mafia rusa". Como en el caso del personaje de Phoebe Waller-Bridge en Fleabag, Edurne tiene fantasías recurrentes que solo comparte con los espectadores. 

La modificación del punto de vista no es el único cambio que hay respecto del libro. El retrato que se hace de los mafiosos también ha virado y ha pasado del tópico de los tipos duros a hombres tiernos e, incluso, divertidos. "Optamos por este camino después de darnos cuenta de que no nos interesaba construir unos mafiosos duros como los de Promesas del Este, así que intentamos hacerlos más parecidos a nosotros. Esto nos daba la posibilidad de que fueran más creíbles y multiplicaba las opciones de comedia", señalan los creadores. Los encargados de dar vida a estos mafiosos "diferentes" son Anton Yakovlev, Kevin Brand, Yan Tual y Michael John Treanor. 

Detrás de la cámara está Marc Vigil, un director que dio sus primeros pasos televisivos en 7 vidas y Aida, dos comedias de Telecinco. Después de dirigir capítulos de El ministerio del tiempo y Vis a vis, Vigil vuelve al género de la comedia, a pesar de que Nasdrovia se aleja bastante de sus primeros proyectos. "Es una comedia diferente, el tipo de comedia que siempre he querido hacer pero que nunca he podido hacer", dice Vigil. En este sentido, el director señala que la serie no busca la risa o el chiste, sino que mira hacia al thriller. "Nos hemos acercado a la serie en la línea de los hermanos Coen, Tarantino o, incluso, Barry de HBO", dice. 

"Es diferente a lo que se está haciendo ahora, con un humor más fino, diferente, de situación. El código es muy moderno y creo que todavía no se había hecho una serie así", señala Hugo Silva. Desde Globomedia defienden que el estilo fresco de Nasdrovia se debe, en parte, al hecho de que sus creadores y guionistas provienen del ámbito de la no-ficción, puesto que se han forjado en programas como El intermedio, El fin de la comedia y Capítulo 0. 

Movistar+ ha hecho una apuesta de futuro con Nasdrovia y ya ha encargado una segunda temporada, en la cual el equipo de producción ya está trabajando. Una de las novedades respecto a la primera temporada es que Marc Vigil también participará como guionista. 

 

De los maratones a la emisión semanal

Cuando Movistar+ empezó su proyecto de producción propia optó por estrenar las series liberando todos los capítulos de golpe, siguiendo la estrategia de Netflix que hizo nacer el llamado binge watching, o los maratones de series. Con el tiempo, sin embargo, el servicio de Telefónica ha ido modificando su política y ha combinado estrenos de temporadas completas con emisiones semanales. Nasdrovia, por ejemplo, emitirá dos episodios semanales, como pasó con la comedia de Berto Romero Mira lo que has hecho. En el caso de otra de sus producciones más esperadas, Dime quién soy, adaptación de la novela homónima de Julia Navarro, el 4 de diciembre se estrenarán los dos primeros episodios y posteriormente se emitirá un capítulo por semana hasta completar los nueve que tiene la temporada. Otras plataformas que han optado por las emisiones semanales son HBO, que lo ha hecho con Patria, y Atresplayer Premium con Veneno.

El + vist

El + comentat