El gobierno español aprueba un programa para luchar contra las 'fake news'

El PP acusa al ejecutivo de Sánchez de atribuirse la potestad de decidir qué es información falsa

El gobierno de Pedro Sánchez pondrá en marcha un plan de actuación contra las fake news y la desinformación mediante la monitorización de la información. El programa, que se ha aprobado este jueves con la publicación en el BOE, prevé la posibilidad de pedir la colaboración de los medios de comunicación cuando se considere necesario o importante para perseguir la "difusión deliberada, a gran escala y sistemática de la desinformación con el fin de influir en la sociedad con fines interesados y espurios".

El gobierno español asegura que el plan nace con la intención de dar respuesta a los requerimientos de la Unión Europea, que en 2018 aprobó un plan de acción contra la desinformación que incluía sobre todo medidas para luchar contra las fake news en el contexto de los procesos electorales europeos. De hecho, en la orden publicada en el BOE se remarca que la información es esencial para que los ciudadanos puedan participar con fundamento en el debate público y en los procesos electorales. "Los procesos de participación democrática, sin embargo, se ven cada vez más amenazados por la difusión deliberada de la desinformación", remarca la orden firmada por el ministerio de Presidencia que dirige Carmen Calvo. 

Para dar cumplimiento al plan, el ejecutivo ha elaborado una estructura en la cual participan el Consejo de Seguridad Nacional, el Comité de Situación, la secretaría de estado de Comunicación y una comisión permanente contra la desinformación. La orden prevé que el sector de la comunicación contribuya "con acciones como la identificación y la no difusión" de noticias falsas. 

El plan ha recibido críticas de la oposición, que considera que el gobierno se otorga "la potestad de decidir qué es información falsa". El vicesecretario de comunicación del PP, Pablo Montesinos, ha acusado al gobierno del PSOE y de Podemos de haber aprobado la orden "por la puerta trasera" y sin escuchar a las asociaciones de periodistas y los medios. En un tuit, Montesinos ha preguntado si el gobierno pretendía censurar las noticias que no le gusten o multar a periodistas. 

Vox también se ha sumado a las críticas asegurando que el plan del gobierno tenía por objetivo "controlar" la opinión del ciudadanos y "censurar" a los medios que no le sean afines. 

Margarita Robles, ministra de Defensa, ha apoyado el plan asegurando que "vivir en una sociedad transparente es siempre un valor". Aún así, ha remarcado que había materias que "por su propia naturaleza tienen un componente de secreto". "Como norma fundamental en un país democrático la transparencia es esencial, y esto implica rigor a la hora de hacer operaciones, a la hora de informar y ser conscientes de que hay materias que no pueden tener difusión", ha explicado.

El + vist

El + comentat