Multas de 300 euros a partir de hoy por desplazarse durante el toque de queda

Los agentes identifican 101 personas y 10 vehículos sin sancionarlos en la primera noche

Después de una primera noche de toque de queda en Catalunya en que todavía no se han sancionado los incumplimientos del confinamiento, los Mossos d'Esquadra y las policías locales empezarán a multar a partir de hoy con 300 euros a las personas que se desplacen entre las 22 h y las 6 h, excepto que lo hagan por motivos que se encuentren entre  las excepciones previstas. El jefe de los Mossos, el comisario jefe Eduard Sallent, ha explicado que la primera vez que los agentes encuentren a alguien en la calle durante la franja del toque de queda harán una propuesta de sanción de 300 euros. La multa se pondrá al amparo del decreto ley 30/2020 que el Gobierno aprobó en agosto para aplicar a las infracciones de las medidas anticovid.

Este decreto ley establece que para las infracciones leves se pueda imponer multas de hasta 3.000 euros, pero no se concreta más excepto para dos incumplimientos: no llevar mascarilla comporta una sanción de 100 euros y botellón, de 500 a 3.000 euros. Por lo tanto, aunque Sellent ha avanzado que de entrada la multa sería de 300 euros por saltarse el toque de queda, podría aumentar hasta 3.000 euros –si se mantiene como una infracción leve– en función de la reincidencia, el número de afectados, la intencionalidad o el incumplimiento de las advertencias, que son otros criterios para determinar el importe de las sanciones.

Según el mismo decreto, si las infracciones se consideran graves, se pueden implicar multas de 3.001 a 60.000 euros. Las muy graves pueden ser de entre 60.001 y 600.000 euros. Aún así, Sellent ha asegurado que las sanciones por incumplir el toque de queda irán de los 300 a los 6.000 euros. En los casos en que también se produzca desobediencia o atentado contra los agentes de la autoridad, el jefe de los Mossos ha explicado que aplicarán el artículo 36.6 de la ley de seguridad ciudadana, la más conocida como la ley mordaza, que puede comportar multas de entre 600 y 30.000 euros. Sellent ha anunciado que los agentes serán "contundentes" en las actitudes contra la autoridad que supongan "un desafío claro e inequívoco del marco legal".

De momento, en la primera noche del confinamiento nocturno en Catalunya, los Mossos y las policías locales han identificado 101 personas y 10 vehículos. En ninguno de los casos los han denunciado porque, como avisaron, han dado un día de margen para informar de la aplicación del toque de queda. A pesar de que los agentes han visto menos personas en la calle de lo que es habitual, entre las 22h y las 23h han comprobado que había restaurantes que entregaban comida, riders que llevaban pedidos o algún grupo de personas. Sellent ha dicho que no se ha producido "ningún incidente relevante", aunque alguna identificación ha acabado con detención porque había una orden de detención pendiente. A las dos de la madrugada también se han identificado y denunciado 11 personas por una fiesta en un domicilio en el distrito de Santo Martí de Barcelona.

“Me obligan a llevar el pedido: la responsabilidad es de la empresa”

En cuanto a las personas sin techo, que viven y duermen en la calle, el jefe de los Mossos ha asegurado que se intentarán derivar a los servicios sociales y a los centros preparados para que pasen la noche. Sellent ha manifestado la voluntad de que el confinamiento nocturno "impacte de manera menos lesiva" en este colectivo de personas vulnerables y por eso ha pedido a los agentes que sean "muy cuidadosos".

Detenidos en una protesta

Antes de la primera noche del toque de queda, a las 20h en la plaza Espanya de Barcelona los Mossos detuvieron a cuatro personas por una protesta "de naturaleza negacionista" del covid-19. Según Sellent, algunos de los concentrados no llevaban mascarilla y los agentes intervinieron cuando unos vehículos que en teoría participaban en la manifestación intentaron cortar el tránsito. El jefe de los Mossos ha explicado que uno de los coches arrastró a un agente y que se produjo una respuesta "violenta" por parte de los manifestantes contra los policías, motivo por el cual arrestaron a cuatro personas por atentado a la autoridad.

A las 20 h de hoy se ha convocado otra concentración en Barcelona contra la limitación del derecho a la circulación que supone el toque de queda. Sellent no ha aclarado si los Mossos disolverán la protesta, que no se ha comunicado al departamento de Interior, si continúa a partir de las 22 h. Se ha limitado a decir que en caso de incumplimiento levantarán acta y que los agentes actuarán con el "mejor instrumento" para dar una respuesta.

El + vist

El + comentat