'Formar la Guardia Civil y la Policía Nacional en la diversidad lingüística'

A la polícia se le hace muchos cursos; estaría bien que se la ilustrara en diversidad lingüística

Hoy contamos que la rama de la Fiscalía de Barcelona que se encarga de los delitos de odio y discriminación se plantea endurecer el castigo en aquellos casos en que el ataque "tenga como motivación el origen territorial dentro del Estado o la lengua de la víctima".

La propuesta que hace el fiscal es modificar el Código Penal para especificar una pena más grave en este tipo de casos en que, por ejemplo, se ataca a alguien por su condición de catalán. Y es que el fiscal ha constatado un incremento de atestados policiales relacionados con agresiones, insultos y amenazas motivados por el uso de alguno de los idiomas oficiales del Estado español o bien por la comunidad autónoma de origen.

Ya se pueden imaginar quién se lleva la primera posición. El tema de los delitos de odio es muy delicado, porque 'odio' es un concepto altamente destructor, pero ahora no vamos a atenuarlo: en Cataluña lo sabemos bien, porque lo sufrimos. Y no sólo por el 'procés'. La catalonofobia hace siglos que está inventada.

En este sentido, pienso en la noticia de la trabajadora del aeropuerto de Palma al que un Guardia Civil habría dicho "a la autoridad se le habla en castellano". Y pienso que de la misma manera que en que a los cuerpos policiales se les hace todo tipo de cursos específicos, por ejemplo sobre violencia de género o diversidad sexual, estaría bien que los ilustraran en materia de diversidad lingüística en España. Es absolutamente inadmisible que en el siglo XXI un policía pierda los nervios, se comporte como un gallito o vuelva al "habla en cristiano" franquista porque alguien le habla en catalán o gallego o vasco. Naturalmente, este rechazo tiene que ver con lo que enseña el sistema educativo español: es imposible que alguien valore, aprecie, ya no digo se estime o se hable, el catalán si no le fomentan desde pequeño la idea de que también es una lengua de su país, si no la oye más por la tele o si no la ve en las redes. Del desconocimiento a la deshumanización y finalmente al odio, hay un trayecto demasiado fácil de recorrer.

Acabamos aquí la temporada de análisis del año del juicio al 'procés'. La temporada comenzará con la sentencia y dotará de más sentido que nunca al verbo 'persistir'.

Libertad para los presos políticos, para los procesados, para los exiliados.

Buenas vacaciones

Més continguts de

El + vist

El + comentat