BUENOS DÍAS

Tú ganas, ellos se ensucian

La conclusión equivocada sería que votar no vale para nada. Eso es lo que pretenden que pensemos

La barbaridad de dos eurodiputados electos, Puigdemont y Comín, interceptados por la seguridad a las puertas del Parlamento Europeo, ha devenido en algo todavía peor cuando Tajani (un político hecho a la sombra de Berlusconi) ha bloqueado las acreditaciones de todos los electos españoles para que no se note la discriminación. El Estado español y sus amigos debidamente condecorados se están cargando la democracia de una manera muy gráfica: ayer no dejaron entrar más de un millón de votos a la Eurocámara. El escándalo va directo a una lista de la vergüenza que cada vez es más larga, la de las victorias catalanas en las urnas corregidas en despachos españoles: Estatuto de 2006, investidura de Puigdemont, suspensión de Junqueras, Sànchez, Rull, Turull y Romeva, y ahora bloqueo de electos por la cara. Pero la conclusión equivocada sería que votar no vale para nada. Eso es lo que pretenden que pensemos. Al contrario, cada vez que tú ganas, ellos se ensucian.

Més continguts de