Contar con mujeres y hombres para liderar el turismo

Son imprescindibles líderes inclusivos que implanten programas de diversidad

El turismo, hoy en día, ocupa mayoritariamente a mujeres, entre un 55% a un 70%, dependiendo del país de referencia. El sector turístico representa la tercera fuerza laboral para las mujeres a nivel mundial, por detrás del ámbito de la salud y la educación.

Podríamos darnos por satisfechos. Sin embargo, tal y como apunta un reciente estudio de Albasud, no se trata solo de contar hombres y mujeres. El reto a considerar en el sector turístico son las diferencias cualitativas en materia de presencia, participación y derechos.

Cada año en las universidades españolas de turismo y hotelería graduamos mayoritariamente mujeres. Vemos talento indiscutible en las aulas. Jóvenes preparadas, con aspiraciones profesionales y con ansias de contribuir a un turismo responsable. ¿Pero qué les depara el futuro profesional? En el turismo, hay buena representación de mujeres en puestos de servicios o administrativos, pero si nos basamos en datos actuales, solo el 30% de estas jóvenes ocuparán puestos de dirección o un reducido 17% estarán representadas en consejos directivos. Y la aberrante brecha salarial se mantiene en un 20%.

El reto a considerar en el sector turístico son las diferencias cualitativas en materia de presencia, participación y derechos entre hombres y mujeres

Para cambiar esta realidad, son imprescindibles líderes inclusivos que implanten programas de diversidad. Ya hay buenas prácticas, menos de las recomendables, pero existen empresas turísticas con políticas en este sentido. Como ejemplo, Kuoni España, que ofrece flexibilidad horaria total a sus empleados, sin horarios establecidos de entrada o salida, y está obteniendo unos resultados empresariales extraordinarios, con un 0% de rotación y un aumento del 500% de la facturación.
Estas políticas inclusivas de flexibilidad son beneficiosas para todos, tanto para mujeres como para hombres. Las mujeres las valoran especialmente (96%), según el último informe sobre diversidad e inclusión publicado por Hays, pero también las valoran los hombres (88%). El estudio afirma que este tipo de políticas contribuyen a aumentar el número de mujeres en posiciones directivas y de liderazgo en la empresa.

Hoy en día sigue habiendo mucho camino por recorrer en cuanto a co-responsabilidad al asumir responsabilidades familiares y de cuidados. En Europa, las mujeres invierten al día el doble de tiempo que los hombres: 4h 29min contra 2h 18min. Mucho se habla actualmente del cuidado de menores, pero si consideramos el envejecimiento de la población el cuidado de los mayores será, a futuro, un tema candente puesto que la esperanza de vida europea sobrepasa los 90 años.
Si no apostamos por modelos de co-responsabilidad, los cuidados seguirán recayendo en las mujeres. Si no se implantan políticas de flexibilidad y no se benefician de ellas hombres y mujeres, estas jóvenes que hoy se gradúan de la universidad seguirán viendo mermadas sus opciones de alcanzar puestos de máxima responsabilidad.

Si solamente importara contar el número de hombres y mujeres, como apuntábamos al inicio del artículo, ya podríamos darnos por satisfechos puesto que contamos con mayoría de mujeres en el sector turístico. Pero, el objetivo va más allá: apostemos por modelos inclusivos y co-responsables que aporten diferencias cualitativas en materia de presencia, participación y derechos de las mujeres. Contribuiremos así a alcanzar una mayor presencia de mujeres en posiciones de liderazgo en el año 2030, tal como establece la ONU, alineado con el Objetivo de Desarrollo sostenible no. 5 (igualdad de género). No se trata de contar mujeres y hombres, sino de contar con hombres y mujeres que lideren un turismo responsable y que contribuyan a un mundo mejor.

Daniela Freund es profesora e investigadora de la Cátedra de Turismo Responsable y Hospitalidad de la Facultad de Turismo y Dirección Hotelera Sant Ignasi (URL)

Més continguts de

El + vist

El + comentat