Construyendo puentes

Ahora es cuando más tenemos que trabajar para crear espacios transversales políticos y sociales

Vivimos tiempos de dudas económicas, desigualdades sociales, precariedad laboral, devaluación salarial y de pensiones, incertidumbres políticas, bloqueo institucional, tensiones sociales, debilitamiento democrático, limitaciones a la libertad de expresión, de manifestación... Vivimos días difíciles, los catalanes y las catalanas.

El sindicalismo confederal tiene que dar respuesta a las necesidades sociales de la gente con una estrategia que cambie la correlación de fuerzas a favor de la reivindicación laboral y social. La lucha contra la precariedad del mercado de trabajo, la recuperación de los salarios y las pensiones, la organización de las nuevas formas de trabajo precario desregulados y desestructurados, la lucha contra la pobreza necesitan respuestas unitarias del conjunto de la gente. Por eso, desde CCOO entendemos que ahora es cuando más tenemos que trabajar para construir los puentes entre varios, la creación de espacios transversales políticos y sociales, reforzar la articulación de la sociedad civil organizada y representativa como agentes vertebradores del marco democrático y defender los valores que descansan en la solidaridad, la fraternidad y la igualdad social, en los valores democráticos.

El Espai Democràcia i Convivència tiene que ayudar a establecer el marco de diálogo imprescindible entre las fuerzas políticas catalanas para proponer con fuerza al gobierno estatal un proceso de diálogo que reconsidere el marco territorial

Pero las iniciativas sociales requieren compromisos políticos y marcos institucionales capaces de garantizar el ejercicio de los derechos y llevar a cabo las medidas necesarias. En el marco de bloqueo institucional no es posible acordar políticas y todavía menos implementarlas. Es necesario construir una normalidad política, dejar atrás un proceso que ya se ha acabado y abrir una nueva etapa de actividad parlamentaria y ejercicio de autogobierno sin el 155 para hacer políticas sociales y económicas de consenso en respuesta a las necesidades de la gente que sufre la precariedad y la desigualdad social, que empujen la economía para crear más y mejor empleo y que refuercen el maltratado estado del bienestar de Catalunya.

Por eso, en paralelo a la estrategia de movilizaciones que llevamos a cabo, hemos reformulado el Espai Democràcia i Convivència con un grupo muy representativo de entidades y organizaciones que representan el mundo del trabajo y el campesinado, cultural y deportivo, jóvenes, educativo y cooperativo no gubernamental. Organizaciones plurales en las opciones políticas, diversas y representativas de la sociedad catalana, que son imprescindibles para construir puentes de entente. Hoy, coser la sociedad catalana requiere de esfuerzos de mucha gente diferente, de mucha generosidad, de mucho compromiso y de mucho diálogo y acuerdos entre plurales y diversos.

El Espai Democràcia i Convivència tiene que ayudar a establecer el marco de diálogo imprescindible entre las fuerzas políticas catalanas para encontrar puntos de acuerdos en la situación nacional y proponer con fuerza al gobierno estatal y las fuerzas políticas del resto de España un proceso de diálogo político que reconsidere el marco territorial del estado español. Se tienen que establecer las condiciones desde la normalidad institucional que favorezcan una reflexión política y judicial proporcionada a los hechos derivados del 'procés', que ayuden a identificar liderazgos e interlocutores útiles, que esclarezcan las actuaciones judiciales y que ayuden a resolver la situación política y personal de las personas que se ven privadas de libertad.

CCOO trabajamos para construir una sociedad reforzada democráticamente desde bases sólidas de derechos sociales, desde el trabajo digno y desde una sociedad educada que nos haga críticos y libres, individual y colectivamente.

Més continguts de