CRÍTICA TV

La asquerosa venganza de Eduardo Inda

¿Por qué hay periodistas que siguen contando con Eduardo Inda si practica este juego sucio?

Esta semana, en su execrable periódico, Eduardo Inda ha publicado una noticia en la que pretendía vejar a Marta Flich, colaboradora del programa ‘Todo es mentira’, que presenta Risto Mejide en Cuatro. Revelaba supuestos detalles de su vida privada para desacreditarla. Era una noticia machista sin ninguna trascendencia periodística que ponía en evidencia, una vez más, la maldad infinita y la naftalina ultraconservadora que caracteriza a Inda.

Esta reacción no es fruto de la casualidad sino del deseo de venganza. ‘Todo es mentira’ vio, desde su estreno, que el enfrentamiento con Inda les reportaba cierta repercusión mediática. Lo ridiculizaron y desmontaron algunas exclusivas de su periódico digital. Hace diez días, Cuatro emitió ‘Informe TEM: las cloacas del periodismo’. Un reportaje de cincuenta minutos en el que se mostraba la cara menos honorable de la profesión: se ponían ejemplos de periodistas que se dejan comprar con dinero o regalos y pasan a estar al servicio de empresas o intereses políticos. Se pusieron ejemplos con nombres y apellidos: periodistas que asistieron al Mundial de Brasil invitados con todo tipo de lujos por empresas del Ibex o periodistas untados por el Ayuntamiento de Madrid en la época de Ana Botella para que hablaran bien de la candidatura de la ciudad a los Juegos Olímpicos.

A través de las declaraciones de los periodistas Patricia López y David Jiménez se explicaba con mucha claridad el enlace existente entre las cloacas del Ministerio de Interior promovidas por Jorge Fernández Díaz y el periodismo. El nexo era el famoso excomisario Villarejo, que se dedicaba a proporcionar informaciones interesadas a determinados medios, que las publicaban sin contrastar. También señalaban a periodistas afines a Villarejo para dar repercusión a estas exclusivas y contribuir a intoxicar la opinión pública. El reportaje ponía el foco especialmente en Eduardo Inda y Alfonso Rojo, habituales de las tertulias en Mediaset y Atresmedia. Patricia López, la periodista que más y mejor ha puesto al descubierto las cloacas del ministerio y sus estrategias, y que incluso ha aportado pruebas de los vínculos entre Villarejo e Inda, vive bajo la presión de amenazas de muerte y ha sido despedida de las cadenas, los programas y las tertulias que, en cambio, mantienen a Eduardo Inda. Con Marta Flich, Inda ha utilizado el método Villarejo como una advertencia al programa de Cuatro. ¿Por qué hay periodistas que siguen contando con Eduardo Inda si practica este juego sucio? La respuesta a esta pregunta se dejaba entrever en el reportaje. David Jiménez hacía una afirmación contundente: “Yo estoy convencido de que Villarejo tiene a muchos periodistas de este país grabados y por esto muchos de estos periodistas siguen al servicio de Villarejo. Temen que aparezca una grabación que les pueda comprometer”. Villarejo está en prisión pero sus brazos ejecutores y sus métodos se mantienen en unos cuantos platós.

Més continguts de

El + vist

El + comentat